Luego de que el expresidente Vicente Fox acusara que un comando armado intentó entrar a su casa, el actual mandatario federal, Andrés Manuel López Obrador, confirmó que tanto él como Felipe Calderón contarán con seguridad especial.

Tras su llegada al Aeropuerto Internacional de México, el político tabasqueño detalló que ordenó al secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, que se asigne una escolta de ocho elementos del Ejército a cada uno de los expresidentes.

Asimismo, indicó que los exmandatarios contarán con esa protección el tiempo que sea necesario, pero “ojalá ellos también busquen la forma de resolver su seguridad”.

Se tratará de un equipo de seguridad, “una guarda personal, eficaz, sin los excesos que tenían los expresidentes, porque eran muchos elementos del Estado Mayor los dedicados al cuidado de los expresidentes, pero además de eso tenían también personal administrativo y pensiones millonarias”, declaró.

En el caso de Calderón, explicó que es una petición que hizo hace dos o tres meses, pero que “no era para darlo a conocer“.

Sobre que Fox lo responsabilizara de su seguridad, aseguró que “es una obviedad porque yo soy responsable de la seguridad de todos los mexicanos”.