Luego de que la exlíder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, afirmara ayer domingo que la del gobierno federal “no es la reforma educativa que esperábamos” y calificarla como una “reformita”, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que maestros no permitirán manipulación a la hora de renovar la dirigencia sindical.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario nacional confió en que los miembros del SNTE, “darán una clase de civismo cuando corresponda elegir a sus líderes“.

López Obrador señaló que Gordillo Morales está en su derecho de competir por la dirigencia nacional del SNTE, y aseveró que la maestra puede opinar libremente sobre la nueva reforma educativa que impulsa su gobierno.

El Ejecutivo federal, afirmó que lo que él piensa que es una “mal llamada reforma educativa” que se efectuó en el sexenio anterior, se cancelará.

Ayer, desde Cholula, Puebla, al participar donde se realizó el segundo Encuentro Nacional de Jóvenes de la organización Maestros por México (MXM), Elba Esther Gordillo reclamó que no se hayan posicionado contra la nueva reforma.

Yo no he escuchado de MXM en sus estados que estén hablando de la reforma educativa, y estamos viendo que la coordinadora (CNTE) está en posiciones intransigentes, pero quizás sean los únicos que están haciendo algo, porque los demás están esperando a que lo haga el buen gobierno y la ‘Cuarta Transformación’, pues ni siquiera, ¿eh?, porque la Cuarta Transformación no es la reforma que esperábamos”, afirmó.

Antes (los maestros) hablaban al sindicato para tener una plaza, ahora con su reformita que están haciendo hasta eso se está perdiendo”, aseguró.