El pasado miércoles, la Universidad Autónoma de Zacatecas fue testigo del violento asesinato de Nayeli Nohemí, una estudiante de 22 años, originaria del municipio de Los Pinos, que cursaba el décimo semestre de la Licenciatura de Derecho.

El crimen ocurrió alrededor de las 18:40 horas, momento en que docentes y alumnos escucharon una ráfaga de fuego que provenía desde el interior de la Facultad de Derecho.

En ese mismo momento, el Fiscal del Estado de Zacatecas, Francisco Murillo Ruiseco, se encontraba dentro de las instituciones en una reunión con Juan Carlos Guerrero, director de esa escuela, y un grupo de maestros, con quienes se dice trataba el caso de Juan Manuel Rodríguez Valadez.

Según reportes de los estudiantes, llegaron sujetos armados, y sin más, dispararon directamente contra el cuerpo de Nayeli Nohémi. El asesinato se dio en los pasillos de la Universidad, donde recibió al menos cinco disparos, dijo un profesor.

Aunque no se sabe el número exacto de disparos que recibió, una compañera que se encontraba en el lugar, refirió que fueron al menos cuatro disparos de una distancia cerca, por lo que falleció casi instantáneamente. Cuando llegaron paramédicos a auxiliarla confirmaron el deceso de la joven estudiante. La joven quedó a la orilla de unas escaleras.

Un profesor refirió que se encontraba dando clases cuando escuchó alrededor de 10 tiros.

Los estudiantes comenzaron a salir del plantel. Fue una estudiante quien comenzó a difundir el mensaje a través por sus redes sociales.

La joven se encontraba bajo un “mecanismo de protección”, por lo que normalmente era escoltada por policías estatales, sin embargo, en el momento de la agresión se encontraba sola, ya que anteriormente había sido víctima de un secuestro y la joven continuaba recibiendo amenazas de su agresor.

En un segundo evento, otro joven -no identificado aún-, falleció en las instalaciones, cuando policías ministeriales intentaron detener por ser “sospechoso” y cuando forcejeaba con los agentes, murió de “insuficiencia respiratoria”.

La Universidad de Zacatecas informó que, por lo hechos ocurridos, las clases serían suspendidas a partir de este 11 de abril, hasta nuevo aviso, con el fin de no entorpecer las investigaciones que se llevan a cabo.

Comienza la investigación y la revisión de las cámaras de seguridad dependientes del C5. La mañana de este jueves, alumnos de la Universidad Autónoma de Zacatecas marcharon por el asesinato de la alumna de la Facultad de derecho.