Por Estefania Estrada

La Bienal de Venecia es uno de los eventos culturales más importantes del mundo en lo que al arte contemporáneo se refiere. Este año, la 58ª exposición Internacional de Arte se celebrará del 11 de mayo al 24 de noviembre.

La exhibición central será May You Live in Interesting Times; una propuesta del curador Ralph Rugoff, actual director de la Hayward Gallery (Londres) quien dice, “Esa vieja creencia oriental explica totalmente los tiempos que vivimos hoy en día”.

Contará con sólo 79 artistas, todos vivos. Se dividirá en dos muestras distintas, una en el Arsenale y otra en el Pabellón Central de los Giardini, ambas “Proposiciones” incluirán a todos los artistas, exhibiendo obras muy diversas.

Un aspecto en foco será nuestra actual era “post-verdad”, y cómo los artistas reflexionan sobre los llamados “hechos alternativos”, creando espacios de pensamiento complejos y de niveles múltiples. Se busca generar conversación con los espectadores y reflexiones sobre los eventos que están sucediendo alrededor del mundo.

Se espera que haya nuevamente muchas obras de pintura en esta Bienal, además de películas/vídeos, obras espaciales y digitales.

MAY YOU LIVE IN INTERESTING TIMES

El título de la 58ª Exposición Internacional de ArteQue vivas en tiempos interesantes” hace referencia a un dicho inglés con origen en los tiempos de las colonias en China que hace alusión a los periodos de incertidumbre o crisis y agitación como «tiempos interesantes»; exactamente y en sus palabras, «como los que vivimos hoy»: «En un momento en el que las “fakes news” inundan el ámbito digital y los “hechos alternativos” corroen el discurso político y la confianza en la que se asienta, merece la pena tomarse una pausa para redefinir nuestros referentes», Los “tiempos interesantes” son exactamente como los que vivimos hoy en día.

La 58ª Exposición Internacional de Arte no tendrá un tema per se, sino que pondrá de relieve un enfoque general de la creación artística y una visión de la función social del arte abarcadora, tanto del placer como del pensamiento crítico. Los artistas que trabajan de esta manera ofrecen alternativas al significado de los llamados ‘hechos’, sugiriendo otras formas de conectarlos y contextualizarlos.

HISTORIA DE LA BIENAL

La Bienal Internacional de Arte es una institución sin ánimo de lucro subvencionada por el Estado italiano. Es la primera y más antigua manifestación en su género. Nacida como sociedad de cultura el 30 de abril de 1895 con la organización de la primera Exposición Bienal de Arte del mundo, para estimular la creatividad artística y el mercado del arte en Venecia y en Italia, durante las primeras ediciones las artes decorativas desempeñaron un papel importante. El evento se hizo más y más internacional en las primeras décadas del siglo XX: desde 1907 en adelante, varios países comenzaron la instalación de pabellones nacionales en la exposición.

Después de la Primera Guerra Mundial, la Bienal mostró un creciente interés en las tradiciones innovadoras del arte moderno. Entre las dos Guerras Mundiales, muchos artistas modernos importantes tenían sus trabajos expuestos en ella. En 1930, el control de la Bienal pasó al consejo de la ciudad de Venecia con el gobierno fascista nacional. En la década de 1930, se crearon nuevas secciones para el evento: el Festival de Música en 1930; el Festival Internacional de Cine en 1932 y el Festival de Teatro en 1934. A partir de 1938, se comenzó a entregar importantes galardones en la sección de exposición de arte.

Tras una pausa de seis años durante la Segunda Guerra Mundial, la Bienal se reanudó en 1948 con una renovada atención a los movimientos de vanguardia en Europa y en todo el mundo después del arte contemporáneo. El expresionismo abstracto fue introducido en la década de 1950, y el arte pop en la década de 1960. En 1980 Achille Bonito Oliva y Harald Szeemann presentaron “Aperto”, una sección de la exposición diseñada para explorar el arte emergente. En 1999 y 2001, Harald Szeemann dirigió dos ediciones seguidas (48ª y 49ª) trayendo una mayor representación de artistas de Asia y Europa del Este y más artistas jóvenes que de costumbre. Se expandió el programa en varios espacios recién restaurado el edificio del Arsenale.

La 51ª edición de la Bienal se inauguró en junio de 2005, comisariada por primera vez por dos mujeres: María de Corral y Rosa Martínez. De Corral organizó “La Experiencia del Arte”, que incluyó a 41 artistas.

En 2007, Robert Storr se convirtió en el primer director de los Estados Unidos de dirigir la 52ª edición de la Bienal titulada “Piensa con los sentidos – Siente con la mente. Arte en el Tiempo Presente”. En este año México hizo su debut oficial en la Bienal con una exposición del artista Rafael Lozano-Hemmer en el Palazzo van Axel (Cannaregio 6099). La Bienal conserva hasta hoy su objetivo de promover las nuevas tendencias artísticas.

La Bienal comprende casi 17,000 metros cuadrados de zona expositiva, con eventos colaterales autónomos que se desarrollan en todos sus sestieri (cada una de las seis zonas en las que se divide Venecia).

Se organiza en torno a los siguientes espacios :

  • Il Giardini della Biennale (Los Jardines de la Bienal).

    Es el espacio más antiguo y el que alberga los iniciales pabellones nacionales. Su origen se remonta a la segunda edición de la Bienal (1897), en la que se nota que el carácter internacional hace que los artistas italianos no tengan espacio suficiente para exhibir su obra en el Palazzo dell’Esposizione, el único espacio expositivo entonces existente. En 1907, frente a la exigencia de ofrecerles un espacio más amplio, Antonio Fradeletto, Secretario general de la Bienal, propuso situar las obras de artistas extranjeros en pabellones nacionales que podrían construirse en el recinto de Il Giardini. Esta estrategia permitía no sólo conseguir mayor espacio para los artistas italianos en el Palazzo dell’Esposizione, sino librarse de gastos considerables y garantizar una participación internacional constante. Obviamente, los primeros que aprovecharon el escaparate ofrecido fueron las grandes potencias coloniales: en 1907 se construyó el primer pabellón nacional, el de Bélgica, seguido en 1909 por los de Alemania, Hungría y Gran Bretaña, y en 1912 por los de Francia y Holanda. La segunda oleada de pabellones extranjeros se registró supuso la llegada a Il Giardini de España (1922), Estados Unidos (1930), Dinamarca y Suiza (1932) y Austria (1934). En la posguerra se produjo una tercera oleada de peticiones; sin embargo, a causa de la saturación del terreno, no se concedió el permiso a todos los solicitantes. Entre los admitidos se pueden citar: Japón (1956), Finlandia (1956), Canadá (1958) y Brasil (1964).

Los Giardini son propiedad de los distintos países representados, y son administrados por el ministerio de cultura de cada país. El número de naciones representadas se acrecienta año con año. En 2005, China exhibió por primera vez, seguida por el pabellón africano y México (2007), los Emiratos Árabes Unidos (2009) e India (2011).

  • El Arsenale.

  • El Arsenal fue el mayor centro de producción de Venecia -y de Europa- durante la era preindustrial. Era un enorme conjunto de edificios donde se construían las flotas de la Serenissima y, por lo tanto, un símbolo del poder económico, político y militar de la ciudad. Desde 1980, el Arsenale se ha convertido en un lugar de exposición de La Bienal con motivo de la 1ª Exposición Internacional de Arquitectura. Posteriormente, los mismos espacios se utilizaron en las Exposiciones de Arte de la sección Abierta. Alberga también pabellones nacionales, como los de China, Argentina, Chile, etc .
  • Los “pabellones satélite”.

  • A causa de la saturación de la falta de espacio en Il Giardine y El Arselane, diversos países están obligados a situarse fuera de estos espacios y a encontrar una ubicación provisional, que puede cambiar en las ediciones sucesivas.

LA BIENAL Y MEXICO

La primera participación de México en la Bienal ocurrió en 1950 con la presentación de obras de los muralistas David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Diego Rivera y Rufino Tamayo.

En 2007, durante la edición número 52 del evento consagrado al arte, México participó nuevamente con un pabellón oficial con la representación de Rafael Lozano-Hemmer. En las ediciones sucesivas, el pabellón mexicano, que desde 2014 ocupa el Arsenal de Venecia, contó con la colaboración de artistas como Teresa Margolles en 2009, Melanie Smith en 2011, Ariel Guzik en 2013, Tania Candiani y Luis Felipe Ortega en 2015 y Carlos Amorales en la edición de 2017.

De manera independiente, diversos artistas mexicanos han sido invitados a participar en el pabellón central o en diversos pabellones nacionales, por ejemplo, Rufino Tamayo, Leonora Carrington, Gabriel Orozco, Mario García Torres, Fernando Leal Audirac, Paula Santiago, Francis Alÿs, Yishai Jusidman, Gustavo Artigas, Santiago Sierra, Abraham Cruzvillegas, Jimmie Durham, Daniel Guzmán, Carlos Amorales, Damián Ortega, Fernando Ortega, Héctor Zamora, Julieta Aranda, Mariana Castillo Deball y Cooperativa Cráter Invertido.