El exjefe de inteligencia militar de Venezuela, Hugo Carvajal, hombre de confianza de Hugo Chávez y quien rompió con el gobierno de Nicolás Maduro, fue detenido el pasado viernes en Madrid, España, por una solicitud de extradición de Estados Unidos, que lo acusa de lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

El también diputado del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) fue detenido por la policía española cuando se encontraba en la casa de su hijo en dicha ciudad, y este sábado pasará a disposición de la Audiencia Nacional, encargada de analizar las solicitudes de extradición.

Carvajal es un general retirado que estuvo a cargo de la Dirección de Inteligencia Militar de Venezuela durante el gobierno de Chávez, en abril de 2013, bajo la administración de Maduro, fue nombrado director general de Contrainteligencia Militar.

En 2008, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos acusó a Carvajal de proteger los envíos de drogas de las incautaciones realizadas por las autoridades venezolanas, así como de proporcionar armas a la entonces guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Tras ser nombrado como cónsul general de Venezuela en Aruba y mientras se encontraba a la espera de la acreditación oficial del gobierno de la isla caribeña, Carvajal fue detenido a petición de Estados Unidos.

Sin embargo, el exmilitar estuvo arrestado tres días y logró abandonar esa nación tras los esfuerzos legales de Venezuela, donde después fue elegido como diputado por el PSUV.

A finales de febrero pasado, Carvajal anunció, mediante una serie de videos publicados en Twitter, su ruptura con el gobierno de Maduro y su apoyo al dirigente opositor Juan Guaidó, quien se autoproclamó como presidente encargado de Venezuela.