El teniente general Awad Ibn Ouf, quien lideró el golpe de Estado en Sudán, renunció hoy a la presidencia del Consejo Militar de Transición (CMT) que tomó el poder en el país africano.

En un mensaje transmitido por la televisión estatal, el militar anunció su dimisión y la de Kamal Abdalmarouf como vicepresidente del CMT, cuya dirigencia quedará a cargo del teniente general Abdul Fattah Al-Burhan Abdulrahman.

De acuerdo con medios locales de prensa, el exministro sudanés de Defensa decidió renunciar debido a que las protestas continuaron en el país, luego que el jueves fue derrocado el presidente Omar al Bashir.

Tras deponer al mandatario, el jefe de la junta militar anunció que las autoridades castrenses gobernarían Sudán por un periodo de dos años para encauzar el proceso de transición y celebrar elecciones.

Incluso, representantes del CMT habían manifestado que se reunirían el viernes con representantes de “todas las fuerzas políticas” del país para organizar la transición.

Sin embargo, las protestas de la población civil continuaban en Sudán para exigir un gobierno civil y democrático tras el derrocamiento de Al Bashir, quien se mantuvo en el poder durante 29 años.

Al Bashir, quien es acusado por la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad, se encontraría detenido en “un lugar seguro”, de acuerdo con versiones de prensa.