Ya llegó la hora del sureste, que se había quedado en el abandono”, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador al anunciar diversas acciones para impulsar a la región.

Durante el acto de entrega de apoyos de los Programas Integrales de Bienestar y beneficiarios de las Universidades “Benito Juárez”, subrayó que “se va a construir el Tren Maya”, habrá desarrollo urbano en Puerto Progreso y esta zona del país recibirá inversión estadunidense, luego de un acuerdo firmado con empresarios.

Se refirió al encuentro que sostuvo por la mañana en la capital yucateca con el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, y el presidente de la Cámara de Comercio de ese país, Thomas Donohue, con quienes empresarios mexicanos firmaron un acuerdo para impulsar el desarrollo de los estados del sureste.

Acompañado por los secretarios de Bienestar, María Luisa Albores Guillén; del Trabajo, Luisa María Alcalde, y de Salud, Jorge Alcocer, destacó que esa inversión “le va a ayudar mucho a Yucatán”, y afirmó que con el Tren Maya “va a haber trabajo, que es lo que se necesita”.

En este contexto, el presidente anunció que como parte del impulso al sureste mexicano el año próximo el Tianguis Turístico tendrá como sede la ciudad de Mérida.

Reiteró su compromiso de resolver el problema de un hospital de especialidades que se construyó en el municipio, pero que no cuenta con equipo, medicinas ni especialistas, lo que es una demanda de la población.

Vamos a resolver el problema, para rehabilitarlo y que dé servicio ese hospital”, pues la empresa constructora reclama un pago de 500 millones de pesos, mientras que el gobierno del estado había estimado un costo de 190 millones.

Asimismo, indicó que se resolverá el problema de la situación laboral de los médicos de la entidad, pues muchos de ellos están contratados por honorarios o eventuales, y prometió que este sexenio “van a quedar con sus bases todos los trabajadores de la salud”.