El director de Administración del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Pedro Zenteno Santaella, expresó ante la Comisión de Salud del Senado que para julio de este año se declararía en quiebra financiera en la institución de salud.

Expuso que los pasivos del ISSSTE se acercan a los 10 mil millones de pesos.Ese es un tema terrible […] no quiero pensar que haya sido por el periodo electoral“, detalló Zenteno este lunes.

Tan solo el mes pasado Luis Antonio Ramírez Pinedo, director general del ISSSTE alertó sobre un déficit de 2 mil médicos en las unidades clínicas, además de que hay 33 obras hospitalarias que sin terminar.

Ramírez Pinedo dijo que al cierre de 2018 el instituto cuenta con una reserva de 93 mil millones de pesos; a reserva de que Hacienda les permita hacer uso esos recursos.

Zenteno subrayó que a partir de este 22 de abril que el ISSSTE se alinea a la política de Austeridad Republicana promovida por el presidente Andrés Manuel López Obrador, misma que se aplica “a todo lo que da” para que la dependencia del Sector Salud logre un ahorro de cercano a los mil millones de pesos anuales.

La institución de salud arrastra un déficit operacional que asciende a 22 mil mdp, ya que los gastos operativos son de 80 mil millones de pesos.