El Centro Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC) del Reino Unido analizó las bases de datos públicas de cuentas hackeadas a nivel mundial para determinar cuales eran las claves más vulneradas.

El organismo descubrió que aquellas contraseñas tachadas frecuentemente como peligrosas, tales como “123456” y “password”, precisamente eran las que estaban vinculadas a una mayor cantidad de hackeos.

De acuerdo con el análisis de NCSC, 23.2 millones de los usuarios hackeados en todo el mundo utilizaron la contraseña “123456”.

La segunda clave más vulnerada no aumentaba mucho la seguridad, ya que de acuerdo al estudio fue “123456789”, mientras que para conformar el quinteto de las contraseñas más hackedas se sumaron “qwerty”, “password” y “1111111”.

Aunque ninguna de esas claves es signo de esfuerzo e imaginación, el estudio plantea que los homenajes a equipos de fútbol como el Liverpool y el Chelsea o bandas como Blink-182 también se encuentran entre las más vulneradas.

El llamado del organismo es simple en este sentido, para mantener las cuentas seguras los usuarios deberían unir tres palabras aleatorias pero memorables para usarlas como una contraseña. Además, no emplear las claves más fáciles de recordar que inevitablemente son las más sencillas de vulnerar.

FOTOEspecial/Síntesis
COMPARTIR