El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que podría pedir el apoyo de Estados Unidos, China y Alemania en los trabajos para recuperar los restos de los mineros que quedaron enterrados en Pasta de Conchos, Coahuila.

Voy a hablar, si se necesita, con los presidente de otros países para que nos apoyen mandando a sus expertos a hacer estos trabajos, esta labor tan humanitaria, lo vamos a analizar”, expresó el mandatario federal al encabezar la entrega de los Programas Bienestar en la Unidad Deportiva Sabinas.

López Obrador indicó que podría hablar por teléfono con los presidentes o jefes de Estado de los tres países para pedirles ayuda en los trabajos de excavación, y se dijo seguro de contará con el apoyo de todos: trabajadores, familiares, sindicatos y empresas en esta labor, “nada de pleito, necesitamos unirnos necesitamos buscar la reconciliación nacional”, expresó.

Viudas, hermanas y padres de mineros fallecidos en 2006 por la explosión en la mina Pasta de Conchos en Coahuila asistieron al evento oficial de López Obrador para exigir justicia y entregarle un documento para invitarlo al campamento que mantienen fuera de la mina.

El documento indica que la fe y la esperanza de los familiares siguen vivos.

La ley de los cementerios dice que ninguna persona debe ser sepultada fuera de los cementerios, Industria Minera México SA de CV (IMMSA) ha convertido la mina 8 de Pasta de Conchos en una fosa clandestina, porque pudiendo hacer rescatado los cuerpos mortales de nuestros seres queridos, no lo hizo ni nos dejó hacerlo“, acusaron en la carta.

Los 13 familiares acudieron al evento para pedir que se logre el propósito de que encuentren los restos de sus mineros y que además se les otorgue una mayor pensión pues hasta la fecha solo reciben 2 mil 500 pesos mensuales.

Que ahora sí se nos logre sacar los restos de muertos maridos. Que nos visite para que vea las condiciones en qué vivimos y si se puede que sea hoy“, dijo en entrevista Elizabeth Castillos, esposa de Enrique Montelongo.