La tragedia de Tlahuelilpan “fue terrible y no se olvida“, por eso vamos a seguir apoyando a la población, aunque todavía hay localidades que protegen a delincuentes, advirtió el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En conferencia de prensa matutina en esta capital, en el marco de la inauguración del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones, Contacto Ciudadano e Inteligencia (C-5I), acompañado por el gobernador Omar Fayad, y el gabinete de seguridad, insistió en que su gobierno seguirá acompañando a las víctimas y a sus familiares.

El Ejecutivo federal reconoció que por diversas circunstancias, los pobladores de 45 localidades que están distribuidas en 10 municipios del estado de Hidalgo, aún participan en estas actividades ilícitas.

No debe de ser que la delincuencia ponga contra la policía y el Ejército a la población civil, por ello se van a atender las causas que llevaron a las comunidades a participar en esta actividad ilícita, sin estigmatizarla.

Vamos a quitar a la población de las actividades delictivas, porque son las circunstancias las que llevan a la gente a actuar de manera irregular. Ya no va a ser un orgullo el robo ni la corrupción. Va a dar pena la corrupción“, subrayó.