La recuperación de la producción en Petróleos Mexicanos (Pemex) “ya empezó”, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador, al asegurar que por primera vez en 10 años, la empresa productiva del Estado no contrató deuda en el primer trimestre del año y exclamó que “eso lo saben las calificadoras“.

Desierta, licitación para refinería Dos Bocas; gobierno la construirá

Refirió que en enero de 2018, Pemex tenía una producción de un millón 925 mil barriles de petróleo diarios, que para igual mes del año en curso cayó en 300 mil, para ubicarse en un millón 625 mil y que ahora se encuentra en un millón 700 mil barriles.

En conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, continuó con sus reproches contra los “tecnócratas corruptos”, a quienes culpó de la caída de la producción, al supuestamente “engañar” con la reforma energética sobre que para estos días se producirían tres millones de barriles diarios.

El Ejecutivo federal resaltó que en lo que va de su gobierno no ha solicitado deuda para Pemex, la cual, reconoció, es la empresa petrolera más endeudada del mundo.

Lo que yo decía desde hace años, que estaban destruyendo a Pemex”, acusó.

Les decimos: vamos a sacar a Pemex adelante, y ya lo estamos logrando”, lo que se refleja en que el último reporte de la paraestatal se revela que ya se estabilizó la producción, “hay un pequeño repunte y va hacia arriba“.

López Obrador consideró que Pemex es una empresa en plena recuperación, que se está consolidando, que tiene un gran futuro que nosotros consideramos en tres años resolver el problema de la producción en definitiva y llegar a dos millones 400 mil barriles.

Yo les aseguro que Pemex se va a fortalecer; además, la deuda de Pemex es como si fuese deuda soberana. También, para que quede claro, tiene todo el respaldo del gobierno Federal“, dijo.