Si nos corresponde y legalmente tenemos que sancionar a alguien por conductas irregulares en materia electoral, lo haremos. No va a haber impunidad para nadie, se comprometió esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador.

A pregunta de Notimex sobre un fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que determinó que se alteró la equidad de la contienda en contra del excandidato Ricardo Anaya, el Ejecutivo federal se comprometió a darle curso a la investigación y a castigar a los responsables, sin importar de quién se trate.

En conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, dijo que él, desde la oposición, sufrió todo tipo de presiones y por ello “nosotros no vamos a hacer lo mismo: censura, represión, declaración de guerra, espionaje… ¡todo eso se acabó!“.

El Ejecutivo federal insistió en que la Fiscalía General de la República (FGR) y su titular, Alejandro Gertz Manero, tendrán plena libertad para investigar todo y castigar a los culpables, incluso si se trata de personas cercanas al propio López Obrador.

No va a haber impunidad para nadie“, insistió.

El candidato presidencial del Partido Acción Nacional (PAN) en las elecciones de 2018, Ricardo Anaya, dijo este miércoles que esperaba que las maniobras tramposas nunca se repitieran en contra de ningún candidato o candidata, luego de que el TEPJF determinara que, durante la pasada elección presidencial, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) afectó la equidad en la contienda en su perjuicio.

Celebro la resolución y espero que este tipo de maniobras, tramposas y arteras, jamás se repitan en contra de ningún candidato o candidata. Aprovecho para enviarles un saludo afectuoso“, tuiteó.

La Sala Superior del TEPJF confirmó que hubo un uso parcial de recursos públicos por parte de PGR durante las elecciones de 2018 en contra de Anaya.

Además, indicó que el uso de recursos por parte de la PGR podría haber afectado la equidad en la contienda electoral. Esto en relación a un video difundido el 28 de febrero de 2018 por la PGR y dos comunicados publicados en las cuentas oficiales de la dependencia.

En estos materiales aparecía el excandidato panista en instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) el 25 de febrero de ese año, cuando presentó un escrito para que se le informara si era investigado por algún delito, luego de que se diera a conocer la venta de una nave industrial en Querétaro presuntamente de su propiedad.