Con la negociación para la eliminación de los aranceles al acero mexicano por parte de Estados Unidos, también se le dio una “ayudadita” a Canadá, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fue un triunfo de los negociadores del gobierno de México, un triunfo de la diplomacia y de los negociadores del gobierno de México, es más, hasta le dimos una ayudadita al gobierno de Canadá”, sostuvo el mandatario.

En entrevista afuera de su finca La Chingada, en este municipio chiapaneco, como parte de su gira por el sureste mexicano, aclaró que no ha hablado al respecto con su homólogo de Estados Unidos, el magnate Donald Trump.

Ya se resolvió lo del acero que es lo que nos importaba”, apuntó.

Antes de dirigirse a Ocosingo a encabezar una asamblea ejidal, López apuntó que ya no hace falta comunicarse con el mandatario estadunidense, una vez que se eliminaron los aranceles, y enfatizó que “no es para presumir, pero nos fue muy bien, esto va a ayudar mucho en la industrialización de México, sobre todo en el comercio”.

López Obrador reiteró que se va a aprobar el Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), y se pronunció a favor del libre comercio y en contra del la guerra comercial.