Durante el momento más crítico de la lucha contra el robo de combustible, las reservas en México llegaron a disminuir al grado de que sólo había gasolina disponible para una semana, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Explicó que actualmente tenemos reservas disponibles dentro del país, “no en barcos“, para 20 días, y admitió que si no lo dijo en su momento, “fue por razones estratégicas, porque a los conservadores nada les importa“.

De ahí la necesidad de construir refinerías, pues no es un sólo asunto económico, sino que se trata de un tema de seguridad nacional y de soberanía, cosa que “los conservadores no alcanzan a entender, y si lo entienden, no les importa“.

El presidente López Obrador también aclaró que esa es otra de las razones por las que no sostendrá un enfrentamiento con Estados Unidos, no se confrontará ni caerá en provocaciones.