Este sábado en la mañana, miles de personas empezaron a cruzar a Colombia para comprar medicinas y alimentos después que el dictador de Venezuela reabrió un cruce fronterizo cerrado desde hace casi cuatro meses.

Largas colas de venezolanos se formaron en dos puentes internacionales cerca de Cúcuta para mostrar sus documentos de identidad a las autoridades colombianas. Guardias fronterizos venezolanos de uniformes verdes ayudaban a mantener el orden.

El dictador venezolano Nicolás Maduro cerró los cruces peatonales a fines de febrero cuando la oposición política intentó introducir toneladas de ayuda humanitaria al país.

Maduro dijo que la ayuda era parte de una conspiración para fortalecer a la oposición y le impidió el ingreso.