El 27 por ciento de los votantes demócratas de Estados Unidos considera que hay suficientes pruebas para abrir un juicio político contra el presidente Donald Trump, por presuntamente obstruir las investigaciones de la justicia sobre la trama rusa en las elecciones estadunidenses de 2016.

Según un nuevo sondeo de la cadena de televisión NBC News y The Wall Street Journal, el 27 por ciento de los demócratas cree que el Congreso debería iniciar las audiencias del juicio político sobre la conducta de Trump mientras esté en el cargo, 10 puntos porcentuales más que en la encuesta de mayo pasado.

En cambio, únicamente 6.0 por ciento de los republicanos aboga por abrir un juicio político contra Trump frente al 86 por ciento que defiende que termine su mandato.

Además, 24 por ciento de los demócratas piensa que el Congreso debería seguir investigando si existen pruebas suficientes para llevar a cabo audiencias de juicio político en el futuro, ocho puntos porcentuales menos que el mes anterior, de acuerdo con el sondeo que se basa en mil entrevistas realizadas entre el 8 y 11 de junio.

Mientras, 48 por ciento cree que el Congreso no debe celebrar audiencias de juicio político y que Trump debe terminar su mandato como presidente, sin cambios respecto al sondeo de hace un mes, el cual tiene un margen de error de 3.1 por ciento.

Entre los independientes, el 22 por ciento apoya las audiencias de juicio político, mientras el 34 por ciento quiere seguir investigando y el 44 por ciento se opone.

La encuesta de ambos medios tiene lugar semanas después de que el ex asesor especial Robert Mueller declaró si hubiéramos tenido la seguridad de que el presidente claramente no cometió un delito, lo hubiéramos dicho, no lo hicimos”.

El mandatario estadunidense insiste en que no cometió obstrucción de la justicia en la investigación de Mueller en Rusia.

Asimismo, la encuesta muestra que el 44 por ciento de los estadunidenses, la mayoría republicanos, aprueba el desempeño laboral del presidente, en comparación con el 46 por ciento del mes pasado, mientras el 53 por ciento desaprueba su trabajo, aunque el cambio está dentro del margen de error del sondeo.