El bloque comercial sudamericano Mercosur firmó un acuerdo comercial con la Unión Europea este viernes, luego de dos décadas de negociaciones, anunciaron ambas partes.

El acuerdo de “asociación estratégica” que se concretó en Bruselas es “ambicioso, equilibrado y exhaustivo” y envía una señal fuerte y positiva en medio de tensiones comerciales a nivel mundial, de acuerdo con un comunicado de la UE.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo que el acuerdo alcanzado con el bloque comercial integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay es “un momento histórico”. Se produjo exactamente 20 años después de que iniciaron las negociaciones.

En medio de las tensiones comerciales internacionales, hoy enviamos una fuerte señal junto con nuestros socios del Mercosur de que estamos a favor del comercio basado en normas”, dijo Juncker.

El acuerdo “implica la integración de un mercado de 800 millones de habitantes, casi una cuarta parte del PIB mundial y con más de 100 mil millones de dólares de comercio bilateral de bienes y servicios”, señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, quien se encuentra en Osaka participando en la cumbre del G20, calificó de “histórico” el acuerdo en su cuenta de Twitter.

Por medio de dicha red social, Macri compartió un mensaje de voz en el que el canciller Jorge Faurie, notablemente emocionado, le confirma la consecución del acuerdo.

Juncker manifestó que el acuerdo eliminaría la mayoría de los aranceles sobre exportaciones de la UE al Mercosur, ahorrando más de 4 mil millones de euros (4 mil 500 millones de dólares) en impuestos cada año, cuatro veces más en comparación con el acuerdo de Europa con Japón.

La CE, que negocia acuerdos comerciales en nombre de los 28 países miembros de la UE, dijo que el acuerdo es particularmente importante para los sectores industriales, como automotrices y empresas de autopartes, maquinaria, sustancias químicas y farmacéuticas, así como ropa y calzado.

El sector agrícola y el de alimentos también se verán beneficiados, sobre todo en productos como chocolates, vinos y bebidas alcohólicas, señaló y agregó que el acuerdo reducirá las revisiones en la frontera y los trámites burocráticos.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lo describió como uno “de los acuerdos comerciales más importantes de todos los tiempos”.

“Las compañías brasileñas se beneficiarán de la eliminación de los aranceles sobre las exportaciones de un 100 por ciento de los productos industriales. Ello equilibrará las condiciones de competencia con otros socios que ya tienen acuerdos de libre comercio con la UE”, señaló.