Según la Campaña Emblema de Prensa (PEC, por sus siglas en inglés), una ONG que se dedica a proteger a periodistas en peligro, 38 trabajadores de los medios fueron asesinados en 20 países desde enero hasta finales de junio de este 2019.

Durante el mismo período de 2018 (enero a junio), 66 periodistas fueron asesinados, anotó la ONG, quien agregó que la disminución entre las dos cifras es significativa, ya que se cuenta con un 42 por ciento menos de bajas de un año con respecto al siguiente.

López: no hay despidos en salud, “es el hampa del periodismo”

Desde el punto de vista de la PEC, “esta disminución es un avance positivo“; sin embargo, la tendencia sigue siendo muy preocupante en dos países. En México, nueve periodistas fueron asesinados en seis meses y otros seis en Afganistán, es decir, más de un tercio del total de víctimas mortales.

En Afganistán, los grupos terroristas; y, en México, los grupos criminales, son los principales responsables del alto precio que pagan los trabajadores de los medios.

Los mecanismos nacionales son claramente impotentes para prevenir esos delitos y garantizar la rendición de cuentas, porque la policía local y las instituciones judiciales son insuficientes o están corruptas. La comunidad internacional debe establecer un mecanismo independiente que pueda combatir la impunidad cuando las instituciones nacionales no son eficientes, ni suficientes, para llenar los vacíos en la prevención, protección y enjuiciamiento“, dijo el secretario general de PEC, Blaise Lempen, a este respecto.

Pakistán sigue a ambos países, a México y a Afganistán, entre las naciones más peligrosas en lo que va del año, con 4 periodistas asesinados. Luego vienen Brasil y Colombia con 2 muertos cada uno.

Un periodista fue asesinado en los siguientes países: Bangladesh, Chad, Ghana, Haití, Honduras, India, Irak, Kenia, Libia, Irlanda del Norte, Filipinas, Sudáfrica, Siria, Ucrania y Yemen.

América Latina la región más afectada

Por regiones, América Latina representa la región del mundo más afectada con 15 muertos en total (México, Brasil, Colombia, Honduras, Haití). Hay una mejora en el Medio Oriente debido, entre otras razones, a la menor intensidad del conflicto en Siria e Irak.

La PEC condena enérgicamente esos asesinatos y pide a los gobiernos que lleven a los responsables ante la justicia.

Durante la 41ª sesión del Consejo de Derechos Humanos, la PEC acogió con satisfacción las conclusiones del informe de la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias o Arbitrarias, Agnes Callamard, (A / HRC / 41/36), sobre el homicidio del periodista Jamal Khashoggi, en octubre del año pasado, en el consulado de Arabia Saudita en Estambul. De la misma manera, recomendó establecer un Instrumento Permanente para la Investigación Criminal de las Denuncias de Asesinatos Dirigidos, u otros actos de violencia contra periodistas y defensores de los derechos humanos. Según Lempen, este instrumento podría formar parte de una Convención Internacional sobre Protección de los Periodistas.