Familiares de Daniela Ramírez, la joven de 18 años desaparecida desde el pasado 18 de mayo en la alcaldía Xochimilco de la Ciudad de México, aseguraron que la osamenta hallada en Parres, alcaldía Tlalpan, pertenece a la chica.

Durante la manifestación esta mañana en el poblado de Parres, una persona que se identificó como tío de la víctima, reveló que ellos identifican plenamente el cadáver.

Según el diario El Universal, el familiar señaló que la ropa así como el trabajo dental que tenía una de las dos osamentas encontradas en ese paraje, corresponde a los de Daniela; sin embargo, detalló que los encargados de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) les dijeron que los resultados reales estarán hasta dentro de 15 días, algo que consideraron “absurdo”, pues hasta el momento, no le han notificado nada a la madre, quien desde el día que desapareció “está destrozada”.

Procuraduría sigue investigando

La PGJ-CDMX investiga si los restos óseos encontrados cerca de la autopista México-Cuernavaca corresponden a la joven Daniela Ramírez, quien desapareció en mayo pasado luego de abordar un taxi.

En su cuenta de Twitter, la Procuraduría local informó que “se llevan a cabo los trabajos de inspección, así como los estudios periciales para la identificación de las osamentas”, localizadas en un área de siembra del poblado de Parres, parte alta de la alcaldía Tlalpan.

En cumplimiento al protocolo de la Comisión Nacional de Búsqueda, la PGJ informa que, en un ejercicio de inspección, se encontraron dos osamentas en inmediaciones del poblado de Parres, en Tlalpan“, señaló en otro tuit.

Los peritos también localizaron en la zona algunas prendas similares a las que portaba la joven al momento de su desaparición, mismas que también son analizadas. Los hallazgos tuvieron lugar cerca del kilómetro 42 de autopista y cerca de los límites con el estado de Morelos.

Daniela desapareció el pasado 19 de mayo, cuando abordó un taxi luego de salir de su trabajo en una pizzería, ubicada en la Colonia Paseos del Sur, en Xochimilco. Al percatarse que el taxista se desviaba de su camino, pidió ayuda a un amigo, mediante mensajes de Whatsapp. La joven le dijo a su madre que acudiría a una fiesta.