El presidente Andrés López descartó que haya amenaza de recesión en México, como alertaron las firmas estadounidenses Bank of America y Merrill Lynch, y aunque reconoció que podría haber menos crecimiento, afirmó que hay más desarrollo porque hay “””mejor“”” distribución de la riqueza.

Sostuvo que “vamos bien y estamos de buenas” y consideró que durante lo que él llamó el “periodo neoliberal” no hubo crecimiento ni distribución de riqueza y que la diferencia ahora es que aunque haya menos crecimiento, hay más desarrollo, más distribución de la riqueza, “pero eso no lo conciben los ‘tecnócratas’”.

No veo amenaza de recesión”, dijo el presidente y acusó a los medios de comunicación de hablar de que “el peso es la moneda que más se ha fortalecido en el mundo con relación al dólar, que la inflación ha disminuido, además de qué hay una diferencia entre crecimiento y distribución de riqueza“.

No tengo la menor duda de que puede existir esa disminución en la tasa de crecimiento, pero está aumentando el nivel de desarrollo, porque hay una mejor distribución del ingreso”, sostuvo López en conferencia de prensa desde Tepic, Nayarit.

Tras lamentar que seguirán los cuestionamientos sobre el manejo económico en su gobierno, dijo que “estas corredurías, la prensa financiera, nacional e internacional, fueron como alcahuetes de la política de saqueo de los últimos años. Si no alcahuetes, guardaron silencio cómplice”.

El tabasqueño opinó que “se le da vuelo” a esto, porque no están contentos con la nueva política económica del país y apuntó que los tres factores clave para el manejo de la economía son que el peso se mantenga estable y fuerte, que no haya inflación o esté controlada y que “haya crecimiento”.

López insistió en su narrativa sobre la “política económica neoliberal” y consideró que “hay nostalgia“.

Es de que existe como un club de defensores de esa política neoliberal que fue un fracaso. Todavía no se resignan a que ya no vamos a seguir con esa política económica”, dijo.