Un juez federal frenó de manera indefinida la orden de aprehensión solicitada por la Fiscalía General de la República (FGR) contra Gilda Margarita Austin y Solís, madre del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, por el caso Odebrecht.

El recurso fue admitido por el juez Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal, Patricio Leopoldo Vargas.

FGR pedirá a Alemania la extradición de madre de Lozoya

Austin y Solis de Lozoya fue detenida la semana pasada en la isla Juist, en Alemania, y hasta el momento no se ha pronunciado si es su deseo allanarse para enfrentar la justicia mexicana o si enfrenta un proceso de extradición.

No obstante, la suspensión quedará sin efectos, ya que, como señala Milenio, porque el juez le dio un plazo de cinco días a Austin para que se presente ante el juez de control que ordenó su captura.

Por otro lado, también podrá desistirse de la suspensión, para no generar un antecedente negativo que facilite a la FGR pedir la prisión preventiva justificada bajo el argumento de que la quejosa no cumple con las resoluciones judiciales.

Al final, los delitos que se le imputan, asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita, al no ser graves, no ameritan prisión preventiva oficiosa y se pueden deslindar en libertad.

Se concede a Gilda Margarita Austin y Solís, la suspensión definitiva del acto reclamado, para el efecto de no sea detenida con motivo de la ejecución de la orden de aprehensión reclamada, hasta en tanto se resuelva en definitiva el juicio de amparo del que deriva la incidencia”, indicó en su acuerdo el juez.

Para que la suspensión definitiva continúe surtiendo sus efectos, abundó el juzgador, dentro el plazo de cinco días siguientes, Austin y Solís de Lozoya deberá otorgar una garantía por 4 mil 500 pesos.