Un hombre mató a puñaladas este jueves a una mujer que hablaba con un policía en una parada de autobús en el centro de Pittsburgh y luego hirió con el cuchillo a otra mujer antes de ser detenido.

El jefe de policía de Pittsburgh, Scott Schubert, dijo que un oficial revisaba que la primera mujer estuviera bien el jueves en una saturada acera llena de oficinistas y otras personas que salían al almuerzo.

Fue entonces cuando hombre se acercó por detrás y la apuñaló, luego apuñaló a la otra mujer.

Schubert dijo que el agente de inmediato detuvo al hombre y aplicó primeros auxilios a la primera mujer, quien murió después. La segunda víctima sufrió lesiones menores.

El jefe de policía dijo que las víctimas parecían ser al azar.

El ataque fue un día después de que un hombre matara a puñaladas, al parecer también al azar, a cuatro personas en el sur de California.

Cuatro muertos en serie de apuñalamientos en California

Un hombre que según la policía estaba “lleno de ira” emprendió una serie de apuñalamientos y robos en dos ciudades del sur de California, matando a cuatro personas e hiriendo a otras dos y quienes aparentemente fueron atacadas al azar, informaron las autoridades. Tanto el sospechoso como todas las víctimas eran hispanos, dijo la policía.

El sospechoso, de 33 años y residente de Garden Grove, fue detenido el miércoles por la noche cuando salía de una tienda de la cadena 7-Eleven en Santa Ana, al sureste de los Ángeles, después de que entregara un cuchillo y un arma que le había arrebatado a un guardia al que acababa de matar, dijo la policía.

El hombre robó más de media decena de negocios y mató a dos hombres en su propio complejo de apartamentos durante la ola de violencia y asaltos durante dos horas, agregó la policía. El nombre del atacante no fue revelado inmediatamente.

Las agresiones parecían haber sido aleatorias y los únicos motivos conocidos eran “robo, odio, homicidio”, según dijo en una conferencia de prensa el teniente de la policía de Garden Grove Carl Whitney.