Un centenar de personas marcharon por el centro de El Paso, Texas, este sábado, para denunciar el racismo y exigir leyes de control de armas al cumplirse una semana de la matanza perpetrada por un hombre que, según las autoridades, quería matar mexicanos.

Lloran a las víctimas de matanzas en Dayton y El Paso

Al grito de “reforma de armas ya”, “Fuerza El Paso” y, en español, “aquí estamos y no nos vamos” los manifestantes incluían hispanos, blancos y negros vestidos de blanco para simbolizar la paz y portando 22 cruces de madera en representación de las víctimas.

El hombre acusado del ataque, Patrick Crusius, dijo a los investigadores que quería matar mexicanos con su fusil AK-47, dijo un detective de El Paso en una declaración jurada. Crusius, de 21 años, está acusado de homicidio agravado. Fiscales federales dijeron que estudian añadir cargos de crímenes de odio.

Confiesa Patrick Crusius: Su blanco, mexicanos

Jessica Coca García, herida en el ataque, fue una oradora en la “Marcha por un Estados Unidos Unidos” organizada por la Liga de Ciudadanos Latinos Unidos (Lulac, por sus siglas en inglés).

El racismo es algo que yo quería pensar que no existía. Evidentemente, sí existe”, dijo García, alzándose de su silla de ruedas. Llevaba una pierna envuelta en vendajes.

Te amo, El Paso”, dijo con voz quebrada por la emoción. “Me quedaré aquí”.

El aspirante a la candidatura presidencial demócrata Beto O’Rourke, exlegislador por El Paso, habló en el acto. Ha acusado al magnate supremacista Donald Trump de provocar miedo y odio con su retórica, y éste ha respondido por Twitter que O’Rourke debería “callarse”.

Los miembros de la Liga de Ciudadanos de Latinos Unidos calificaron la matanza de El Paso como un ataque terrorista” contra los latinos.

Domingo García, presidente de la Liga, viajó de Dallas a esta frontera para encabezar esta actividad en la marcha que inició en el parque Armijo, donde comenzaron a reunirse a partir de las 8:30 horas. Para dirigirse al Palacio de Justicia de el Condado de El Paso.

García culpó a Trump de propiciar un ambiente negativo hacia los migrantes y fortalecer la violencia que enarbolan quienes son miembros de grupos supremacistas blancos.

Pedimos que haya una mayor regulación en la venta de armas”, dijo al señalar que son los latinos el objetivo de esa oleada de descontento que ha provocado ataques, como el que realizó Patrick Crusius, de 21 años, en la tienda Walmart de El Paso hace una semana.