Luego de que la defensa de la extitular de Sedesol y Sedatu, Rosario Robles, informó que pediría la remoción del juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna que lleva el caso, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó que hasta el momento no se ha presentado una queja o recurso formal.

Por medio de un comunicado difundido en Twitter, el CJF explicó que la asignación de asuntos a jueces es aleatoria y automatizada.

Respecto al turno por el que se asigna un asunto, se aclara que los Centros de Justicia Penal Federal se rigen por un doble filtro en el caso de la Ciudad de México: el primero confiere competencia temporal (quincenal) a cada Centro de manera rotativa; y el segundo, ya dentro de cada órgano la asignación de asuntos a juezas y a jueces es aleatoria, automatizada y exclusiva a través del Sistema Integral de Seguimiento de Expedientes“, indicó.

Julio Hernández, abogado de Robles, anunció que presentaría una queja ante el CJF, contra dicho juez por su actuar y resoluciones durante las audiencias de su clienta.

Por su parte, el órgano judicial informó que hasta ahora no ha recibido una queja o recurso formal para que el juez, quien vinculó a proceso y dictó prisión preventiva a Rosario Robles, no lleve el caso.

El CJF detalló que de ser presentado el recurso por la defensa de la extitular de Sedesol, “será resuelto en estricto apego a derecho, como ocurre con todas las resoluciones“.

En la resolución 314/2019, el Juez invocó como fundamento para dictar la prisión preventiva el artículo 168, fracción I del Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP). Estimó actualizada la medida cautelar con motivo de haberse presentado dos domicilios distintos entre el declarado por la imputada y el que obra en poder de las autoridades. Lo anterior, señaló, constituye la presunción de riesgo de fuga“, detalló en un comunicado el CJF.