El presidente Andrés López destacó que aunque existe un entorno económico mundial difícil, la decisión del Banco de México (Banxico) de bajar las tasas de interés es favorable, porque, prometió, permitirá mantener la estabilidad y estimular el crecimiento interno del país.

Se puede hacer esto porque hay estabilidad, porque si bajan las tasas y no hay confianza, en México se podrían generar desajustes, “pero bajaron las tasas y no pasó nada“, dijo.

Tras asegurar que no pretende culpar a los factores externos de la situación económica del país y que respeta la decisión del banco central, dijo que lo más importante es consolidar a la economía nacional al interior.

En su conferencia de prensa matutina, reiteró que “en México estamos bien, tenemos suficientes reservas, no tenemos problemas de inflación, ni depreciación de la moneda”.

Admitió que debido a los pronósticos de recesión de la economía mundial, problemas en Europa, menor crecimiento en China, la guerra comercial entre China y Estados Unidos, incluso lo que pasa en Argentina, se prevén efectos negativos en México.

Sin embargo, apuntó, “pensamos que estamos bien, tenemos ventajas, es importante tener control de la inflación, que siga llegando inversión extranjera, que siga creciendo el comercio exterior, inclusive que tengamos el apoyo de los paisanos migrantes que envían muchos recursos, como nunca a sus familiares”.

López sostuvo que todo eso mantiene bien la economía y en ese marco el Banxico decidió bajar la tasa de interés.

Esto es importante porque de esta manera estimula el crecimiento, hay más estímulos para invertir, para apoyarse con crédito, en más rentable para la actividad productiva, tasas de interés más bajas y se puede hacer esto porque hay estabilidad”, enfatizó.

López Obrador puntualizó que la decisión del banco central fue positiva; “respeto la decisión de Banxico, son autónomos, nosotros no nos metemos en esas decisiones, cada quien lo que tiene con su función”, agregó.