Ante las discrepancias entre los senadores de Morena, Martí Batres y Ricardo Monreal, el presidente Andrés López afirmó que quienes se dedican a la política tienen que actuar poniendo por delante los ideales y principios, y no buscar el poder por el poder.

La mentalidad del pueblo ya cambió y sabe quién tiene buenos sentimientos, quién se preocupa por ayudar y quién es un trepador, un oportunista, un politiquero“, dijo.

En su monólogo con juglares afines, López anunció que tal vez a finales de año enviará una carta al Congreso para expresar su punto de vista y pedirles a los legisladores de Morena, incluidos Batres y Monreal, que no abandonen a su partido político.

“Ya no ayudan quienes solo piensan en sus intereses personales, tiene que haber mística, convicciones, entrega total a la causa pública, no son los cargos lo que debe de importar, sino la contribución a los cambios, en este caso a la trasformación (Sic) del país”, dijo el mandatario quien afirmó que también en política tiene que haber discrepancias, polémica y libertad.

Descartó que la ruptura entre los legisladores morenistas afecte las reformas que plantea su gobierno, toda vez que las propuestas que se hacen al Congreso son para beneficio del pueblo, “entonces no solo los legisladores de Morena sino de otros partidos nos están apoyando y aprueban nuestras iniciativas de ley”.

Cuestionado respecto a si contempla reunirse con liderazgos de Morena, el presidente aclaró que no y remarcó que enviará una misiva al Congreso para desear que le vaya bien al partido y que mantengan principios e ideales, que no se busque el poder por el poder.

López reiteró que a lo mejor para finales de año, “antes de que se elija a los dirigentes, si hay un congreso, puedo enviar una carta, si el Congreso es un fin de semana, un domingo, por ejemplo, a lo mejor asisto”, si bien dejó en claro que ya no está en activo como militante de Morena, pues ahora representa a todos los mexicanos.