El presidente Andrés López se dijo respetuoso de la opinión del Banco de México (Banxico) acerca de que hay cierto estancamiento en la actividad económica del país, y afirmó que no va a entrar en presuntas “confrontaciones” con los funcionarios de ese organismo.

Durante su conferencia de prensa matutina, consideró que deben ser los mexicanos quienes juzguen el comportamiento económico de México, “y no voy a pelearme con los funcionarios del Banco de México, no me voy a enganchar en un pleito con los del Banco de México”.

Sobre lo señalado por Banxico, acerca de que la desaceleración tiene que ver con factores externos, pero también internos como la corrupción, la impunidad, la inseguridad, la falta de Estado de derecho e incertidumbre política, López afirmó señaló que hay periodistas “conservadores” (por no compartir su ideología), por lo que aseguró que no hará “que le busquen por otro lado; no se las voy a poner fácil“.

Ayer miércoles, el gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León, expuso que “hay cierto estancamiento en la actividad económica”, así como la desaceleración “que ya se empieza a notar en el sector servicios” mayor a lo anticipado.