El juvenil y canterano Bryan Mendoza le dio paz al equipo de Pumas de la UNAM al anotar en el último suspiro el gol de la victoria de 2-1 sobre un irreconocible Toluca, que no supo aguantar el empate también conseguido en el tiempo agregado.

El paraguayo Carlos González, quien regresó al 11 titular de los auriazules, al minuto 56, adelantó al local, pero Diablos Rojos igualó el choque 1-1 al 90+2 por conducto del argentino Emmanuel Gigliotti, en una igualada cantada.

Pero los escarlatas demostraron estar en crisis y un minuto después, al 90+3, apareció el ímpetu de Mendoza para hacer el gol del triunfo del Club Universidad, que alcanzó 12 unidades y los mexiquenses se estancaron con cinco puntos, en un cierre de partido bárbaro.

COMPARTIR