El Departamento de Comercio de Estados Unidos informó que, preliminarmente, impondrá aranceles de hasta 31 por ciento al acero estructural que proceda de México; esto por violar leyes antidumping; es decir, presunta competencia desleal mediante la reducción de precios por debajo del costo de producción en algunos casos.

Según una investigación preliminar del gobierno del magnate Donald Trump, el Departamento de Comercio estima que los exportadores de China y México se han beneficiado del dumping para la fabricación acero estructurado (vigas en I, varillas y viguetas, por ejemplo) por cifras que “van de 0 a 141.38 por ciento y de 0 a 30.58 por ciento, respectivamente“.

Por ello, fueron impuestos aranceles de hasta 141 por ciento al acero estructural chino y de hasta 31 por ciento sobre al mexicano. La entidad agregó que Canadá no violaba las leyes antidumping sobre el acero.

Las conclusiones del Departamento, que podrían revertirse, siguen a una decisión similar de junio pasado que abarcó a importaciones chinas de aluminio valoradas en casi mil millones de dólares y que responden a un reclamo en febrero del Instituto Estadounidense de Acero para la Construcción de Chicago.

Como resultado del nuevo anuncio, se encargó a la Aduana de Estados Unidos la recolección de depósitos en efectivo de los importadores relevantes de acero estructural en base a las tasas de dumping determinadas durante su investigación preliminar.