Jo Johnson, hermano del primer ministro británico, Boris Johnson, y contrario a un Brexit duro, anunció hoy su renuncia como diputado de la Cámara de los Comunes y secretario de Estado de Universidades ante la “tensión irresoluble” entre el interés nacional y los lazos familiares.

En las últimas semanas he estado dividido entre la lealtad familiar y el interés nacional: es una tensión irresoluble y es el momento de que otros asuman mis roles como ministro y diputado“, escribió Jo Johnson en su cuenta de Twitter, sin aludir directamente a los motivos exactos de su decisión.

En su tuit, el hermano del jefe de gobierno agregó “ha sido un honor representar a Orpington (Inglaterra) durante nueve años y servir como secretario de Estado con tres primeros ministros“, según reportes del diario británico The Independent.

Boris Johnson lamentó la renuncia de su hermano, al que agradeció por su trabajo en el gobierno, mientras Downing Street lo calificó como un secretario de Estado brillante y con talento, además de ser un fantástico diputado.

En noviembre de 2018, Jo Johnson también dimitió como secretario de Estado de Transportes en el Ejecutivo de Theresa May por su descontento con el manejo de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Su renuncia tiene lugar un día después de que Boris Johnson sufrió un doble revés en la Cámara de los Comunes, donde los parlamentarios aprobaron un proyecto de ley para impedir un Brexit sin acuerdo y rechazaron su plan para celebrar elecciones generales anticipadas.

…Y Boris llama cobardes a opositores

Por otro lado Johnson acusó al principal líder de la oposición, Jeremy Corbyn, de intentar evitar unas elecciones, después de que legisladores rebeldes rechazaran su petición de adelantar los comicios y aprobaran una medida para bloquear su plan de abandonar la Unión Europea el mes que viene sin acuerdo de divorcio.

Johnson seguía decidido a conseguir unas elecciones, que presentó como la única forma de salir del estancamiento en el que lleva sumida Gran Bretaña los últimos años. En un discurso previsto para hoy por la tarde-noche, Johnson dirá que los políticos deben “volver a acudir a la gente y darles la oportunidad de decidir lo que quieren”, según su oficina.

El texto preparado describía como un “cobarde insulto a la democracia” el rechazo de Corbyn, líder del Partido Laborista, a celebrar nuevos comicios.

Johnson pidió el miércoles apoyo parlamentario para convocar elecciones para el 15 de octubre, después de que los legisladores aprobaran una medida para bloquear sus planes de abandonar la Unión Europea el 31 de octubre aunque no haya un acuerdo de salida que allane el camino.

Sin embargo, el Parlamento rechazó su petición. El mandatario necesitaba el apoyo de dos tercios de los 650 legisladores en la Cámara de los Comunes, un total de 434, pero solo consiguió 298. Hubo 56 votos en contra y el resto fueron abstenciones.

Por su parte, Corbyn dijo que los laboristas, la principal fuerza opositora, solo votarían a favor de unas elecciones si se descartaba la posibilidad de un “Brexit duro”.