La policía de Holanda reportó hoy lunes la muerte de tres personas más un herido de gravedad por disparos en un barrio residencial de la ciudad de Dordrecht.

El portavoz de la policía, Wim Hoonhout, reportó a la agencia AP que “parecía un incidente familiar“. No se han revelado más detalles de lo que sucedió.

Fotografías de la escena mostraron una gran presencia policial en un vecindario residencial y al menos una ambulancia estacionada en una calle mientras la gente estaba parada en el lugar mirando.

El alcalde de Dordrecht, Wouter Kolff, tuiteó que fue un “tiroteo extremadamente serio” y dijo que visitaría la escena más tarde en la noche.