Luego de su reunión hoy con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, dijo que la estrategia de México para detener el flujo migratorio ha dado resultados y explicó que durante la reunión con la delegación de la Unión Americana no se habló de aranceles.

Ebrard abundó que la reunión transcurrió “en términos amistosos” y en ella México planteó que la estrategia que está utilizando para frenar el flujo irregular de migrantes “está funcionando” y que la tendencia a la baja es “irreversible”.

Cuestionado sobre su breve saludo con el magnate Donald Trump, aseveró que el mandatario se mostró “amable, positivo, agradecido con México” por el esfuerzo que se está haciendo para contener la migración irregular.

Tuve la oportunidad de saludar al presidente Trump. Mi evaluación es que fue positiva y amistosa“, destacó.

El canciller contrastó el ambiente con lo que ocurrió el lunes, cuando Estados Unidos reiteró la posibilidad de que México se convierta en tercer país seguro, a lo que México se niega rotundamente.

No haremos ni aceptaremos el tercer país seguro. Ellos lo saben. Nosotros vamos a seguir adelante con la política que se ha diseñado, vamos a seguir en esa dirección”.

Por último, sobre si Estados Unidos tomará otras medidas, Ebrard dijo que México está lejos de discutir con Washington el tema arancelario.

En el encuentro participaron, por parte de Estados Unidos, además de Pence, el secretario de Estado Mike Pompeo, el secretario de Seguridad Nacional Kevin McAleenan, el yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner, y el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, entre otros.