El presidente Andrés López pidió moderar sus protestas a los líderes comerciantes de la Central de Abasto que bloquearon el Palacio Nacional y dijo que su gobierno los atenderá pese a ser un tema que corresponde al Gobierno de la Ciudad de México.

Hoy se pasaron, tache“, dijo López en referencia a los manifestantes que impidieron el paso a algunos funcionarios que participan en las reuniones diarias en dicho inmueble y a unos reporteros que cubren la conferencia de prensa matutina.

Los comerciantes de la Central de Abasto de la Ciudad de México reiteraron que no van a ceder en el proceso de renovación de su infraestructura, logística, movilidad y seguridad, en el que el interés público prevalece sobre cualquiera de índole particular.

En el marco del bloqueo que comerciantes de este centro de distribución realizan en Palacio Nacional, los comerciantes refrendaron su intención de transformar este lugar para enfrentar los retos de la sustentabilidad y lograr ser un mercado innovador, con principios de actuación de legalidad y transparencia.

Mediante un comunicado, aseguraron que luego de que hasta diciembre del año pasado la corrupción era una realidad arraigada después de años de deterioro y abandono, donde la aplicación de las normas se realizaba de manera errática y negociada, ahora el interés público prevalece sobre cualquiera de índole particular.

Desde temprana hora, los manifestantes de la Central de Abasto exigen en Palacio Nacional los apoyos que las autoridades ofrecieron en materia seguridad, pues ya registran menores ventas debido a esta problemática.

En respuesta, el presidente afirmó que el asunto se atenderá, pero con una mani

Se les va a atender porque siempre se les atiende, pero esos no son los modos. Tienen tache, no debe ser así. Es un asunto que tiene que ver fundamentalmente con el Gobierno de la Ciudad, pero nosotros también somos responsables y los atendemos“, agregó.