La Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó por casi tres años y multó por más de un millón de pesos a las empresas farmacéuticas Lomedic y Laboratorios Solfrán, propiedad del exsuperdelegado en Jalisco, Carlos Lomelí, por falseo de información.

Función Pública detalló en un comunicado que impuso “tanto a Lomedic, S.A de C.V como a Laboratorios Solfrán una multa por 1 millón 51 mil 500 pesos, además de inhabilitar a ambas empresas por 2 años y 6 meses“.

Las dos empresas manifestaron que no contaban con ningún integrante que fuera servidor público, cuando en realidad una persona que en ese momento era diputado federal era integrante de las mismas, lo que incumple con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público“, agregó.

Antes de ser superdelegado del gobierno federal, Carlos Lomelí fue candidato del Partido Morena a la gubernatura de Jalisco, representante estatal de ese partido en la entidad y diputado local de 2015 a 2018.

Su participación en las empresas privadas, mientras se desempeñaba como funcionario constituye una violación a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

Carlos Lomelí fue nombrado superdelegado por el presidente Andrés López el 18 de diciembre de 2018 y renunció al cargo en julio por conflicto de interés y por encabezar una red de nueve compañías proveedoras del gobierno.

Según recoge Milenio, las firmas han participado al mismo tiempo en al menos una licitación y han sido denunciadas por vender medicamento falso y por sobreprecios. La multa de un millón 51 mil 500 pesos y la inhabilitación de dos años y seis meses a cada una se publica hoy en el Diario Oficial de la Federación (DOF); hay otras siete que siguen siendo investigadas por la Función Pública.