Los niveles de suministro de crudo de Arabia Saudita han vuelto a los niveles anteriores al ataque del sábado contra instalaciones petroleras del país, reveló hoy el ministro de Energía, Abdulaziz bin Salman, quien estimó que la situación se normalizará completamente para fines de mes.

La producción de petróleo a los mercados internacionales está de vuelta a lo que era antes del ataque (…) Durante los últimos dos días se contuvo el daño y se recuperó el 50 por ciento de la producción“, indicó Bin Salman en rueda de prensa.

El funcionario aseguró que este país recuperará su capacidad de producción a 11 millones de barriles de petróleo por día para fines de septiembre, lo que provocó una caída en los precios del crudo en los mercados internacionales, luego de las alzas de la víspera.

En un principio, las autoridades estimaron que los ataques a las instalaciones de la empresa Saudi Aramco, en el este de Arabia Saudita, habían interrumpido la producción de unos 5.7 millones de barriles de petróleo por día, lo que representaría el 5.0 por ciento del suministro mundial.

Promete López que no habrá aumento en precios de la gasolina

Sin embargo, el presidente ejecutivo de Saudi Aramco, Amin Nasser, destacó que la empresa tardó menos de siete horas en extinguir los incendios, tras los ataques del sábado, y también estimó que las reservas de crudo del país, usadas para mantener el suministro, se restablecerán para fines de mes.

Asimismo, el presidente de Saudi Aramco, Yasir al-Rumayyan, manifestó que la próxima oferta pública inicial (IPO) de la empresa no se retrasará debido a los ataques y que se producirá en los próximos 12 meses.

Desconoce a quién está detrás de ataque

Por otra parte, el príncipe Bin Salman hizo un llamado a la comunidad internacional para que tome medidas enérgicas tras el ataque contra sus instalaciones petroleras y anunció que Naciones Unidas enviarían investigadores para identificar a los autores, reportó el canal Al Arabiya.

No sabemos quién está detrás del ataque“, añadió el príncipe, quien reconoció que Arabia Saudita debe tomar medidas para evitar nuevos ataques.

Este martes, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, aseguró que su país está preparado para defender “nuestros intereses y nuestros aliados en la región“, luego de los ataques con aviones no tripulados del sábado pasado contra instalaciones de la empresa petrolera Saudi Aramco.

A raíz del ataque no provocado de este fin de semana contra varias instalaciones petroleras en Arabia Saudita, se lo juro: estamos listos. Estados Unidos está preparado (…) estamos listos para defender nuestros intereses y nuestros aliados en la región“, escribió Pence en su cuenta de Twitter.

Los rebeldes hutíes de Yemen se adjudicaron la autoría de los ataques contra las instalaciones petroleras árabes, sin embargo, Estados Unidos culpó a Irán, lo que fue rechazado por el gobierno de Teherán.