Luego de los ataques a instalaciones petroleras en Arabia Saudita, que provocaron una alza en los precios del petróleo, el presidente Andrés López aseguró que en México no habrá variaciones en los precios de la gasolina y que se mantendrá el compromiso de no aumenten los precios de combustiblesen términos reales”.

A pesar de los ajustes en los precios del crudo al alza, nosotros estamos protegidos”, tras los atentados a plantas productoras, dijo el primer mandatario en su conferencia de prensa matutina, pues “a pesar de la situación especial en lo externo, en nuestro país vamos a mantener la estabilidad, es un equilibrio que tenemos que mantener”.

Adelantó que habrá una reunión entre la Secretaría de Hacienda y Petróleos Mexicanos (Pemex) para hacer el análisis, “porque por un lado nos beneficia el aumento en el precio del crudo; pero como somos compradores de gasolinas, nos puede perjudicar”.

Sostuvo que el abasto de gasolinas está asegurado “sin ningún problema” a través de las importaciones, además de que se aumentó la capacidad de refinación de las plantas de Pemex y aprovechó para destacar que está muy satisfecho con la administración de la empresa productiva del Estado, a cargo de Octavio Romero Oropeza.