Foto: Omar Vargas

En el auditorio Benito Juárez del Tribunal Superios de Justicia del Estado de Hidalgo (TSJH) se llevó a cabo el Foro de Justicia Laboral, donde el gobernador Omar Fayad solicitó a la federación el apoyo para implementar en el estado, la reforma que desaparece a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje y da paso a una nueva institución, como los tribunales laborales, que requerirán una inversión para dotarlos de personal y patrimonio propio.

En este marco, fue firmado el convenio de Coordinación para el Fortalecimiento de la Justicia Laboral entre  Jorge Alberto Juan Zorrilla Rodríguez, presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, la titular de la STPSH, María de los Ángeles Eguiluz Tapia, y el gobernador como testigo de honor.

Ahí, Zorrilla Rodríguez afirmó que la eventual extinción de las juntas locales, cuyo proceso llevará un año, no significa que se vaya a dejar de trabajar en la materia laboral. “La justicia laboral no toma vacancia durante un año“.

En su mensaje el mandatario estatal dijo que la reflexión es muy profunda, porque se habla de una modificación a los artículos constitucionales en materia laboral, que fueron producto de la legislación de 1917, “estamos hablando de 100 años de justicia laboral, 100 años de un sistema de justicia que cumplió ampliamente su función social”.

Recordó que en ese entonces, derivado de las grandes desigualdades que había entre empleados y patrones, y la situación social y política que se vivió en el país y que planteaba  una nueva forma de proteger los derechos de los trabajadores, a lo largo de la historia de 100 años, se dio ya la reflexión para hacer los cambios constitucionales que son muy significativos, en los artículos 107 y 123 constitucionales.

Reconoció que llama la atención desaparecer las juntas locales, ya que se ha propuesto que la justicia laboral pase al Poder Judicial, por lo que será el TSJEH quien asuma la impartición de la justicia laboral y en vez de las juntas, se crea un centro de conciliación, cuyo paso será obligado antes de llevar los asuntos al análisis del Tribunal Superior.

Fayad destacó que el fondo del asunto es la protección de trabajador y hacer más eficiente la justicia laboral, para que pueda generar desarrollo y empleo al país, además de que se deje de señalar en el concierto internacional a México como un lugar donde la justicia es lenta, ni es pronta ni logra la expedites que la propia constitución le señala.

Se ha pensado que con esta nueva fórmula, la justicia pudiera ser mucho más eficiente”.

Además de la conciliación, habrá la procedencia de juicio de amparo contra los actos de los tribunales federales.

Esta reforma desaparece los laudos laborales que se convierten en sentencias, y establece nuevos criterios en donde se determinará cuando es lícita la huelga, generará equilibrios entre la clase trabajadora y patronal, y señala que las huelgas que afecten servicios públicos deben avisar con días de antelación, además de que si hay violencia en una huelga, la misma se va a declarar ilícita.

Lo más significativo es que vamos a crear nuevos tribunales, esa es la premisa, se dice fácil”, esto, porque reconoció que con el cúmulo de asuntos que tiene el Tribunal, que ya enfrenta de por sí un problema de capacidad para atender los asuntos que recibe en sus juzgados, ahora se tiene que acompasar a esta realidad.

Tenemos un año a partir de febrero para que esta reforma surta efecto en el estado de Hidalgo, pareciera un tema fácil pero va a ser un asunto bastante complejo”.

Dijo que va a requerir de acciones y medidas para implementar estas áreas, para establecer lo que serán las Unidades de Conciliación y después para poder transitar sobre asuntos y laudos sin resolver, que tendrán que acelerar su resolución y deberá lograrse que no se violen los principios legales que protegen a los trabajadores, lo cual se debe ajustar esto en un término muy corto, “si lo logramos estaremos dando un gran salto en materia de justicia laboral”.

Explicó que en la medida en que los asuntos laborante se resuelvan con la prontitud y expeditez necesaria, se estará haciendo certeza jurídica para que realmente se plantee una nueva forma de poder desarrollar nuevas inversiones y generar más empleos.

Dijo que es un tema muy complejo, pero pidió a Zorrilla que le anuncie al titular de la Secretaría del Trabajo federal  que Hidalgo pondrá su mayor esfuerzo y empeño, pero pidió que Navarrete Prida sea el representante de las entidades ante la SHCP, porque este tipo de medidas deben acompañarse de los presupuestos correspondientes, para que se deje a los estados pobres en capacidad de crear nuevas oficinas, contratar nuevo personal a fin de implementar este modelo y proyecto.

Consideró que son insuficientes los recursos de la actual junta, ya que los recursos que quedan con su desaparición no alcanzarían para crear nuevos tribunales.