En la búsqueda de hacer del turismo una fuente importante de ingresos, además de preservar sus tradiciones, municipios como Omitlán, Ajacuba, Tianguistengo, Tolcayuca y Acatlán se preparan para ofrecer esta Semana Santa las representaciones de viacrucis vivientes, con singularidades que les distinguen entre unos y otros.

En conferencia de prensa organizada por la Secretaría de Turismo, alcaldes, directores de Turismo y de Cultura de dichos municipios, invitaron a los hidalguenses a disfrutar de tradiciones que como en el caso de Tolcayuca, datan de más de 300 años.

Escenificaciones de carácter eclesiástico que estarán acompañadas de actividades como muestras gastronómica y artesanal, eventos culturales y artísticos, así como de los sitios turísticos que cada uno ofrece.

Uno a uno los funcionarios fueron destacando características de sus viacrucis, como el caso de la “Cena de Blanco” en Ajacuba; la Expo-venta de Lácteos, en Acatlán; la celebración de “La Judea”, en Tolcayuca o la Farisea, en Tianguistengo.

En el caso de Ajacuba, el alcalde, Salvador Pérez Gómez fue insistente en señalar que Ajacuba es mucho más que aguas termales, y subrayó las iglesias y construcciones históricas del siglo XVI que pueden disfrutarse en el lugar.

Se destacaron también la riqueza natural en Omitlán, la cultural que ofrece Tianguistengo, así como los cerros, antigua presa y río en Tolcayuca.

Coincidió que en estos municipios los alcaldes acordaron permitir la venta de alimentos y artesanías a habitantes del lugar, sin el cobro de derecho de piso, para propiciar un mejor ingreso para las familias.

La Secretaría de Turismo recordó que en esta Semana Santa se espera una afluencia de por lo menos dos millones 400 mil turistas y visitantes, del total de siete millones que recibió el año anterior, además de una derrama económica de 700 millones de pesos.

COMPARTIR