Integrantes de la Unión Nacional de Maquineros (Unama) se manifestaron para denunciar extorsiones de elementos de la Procuraduría General de la República (PGR), a quienes acusaron de cobrar mil 500 pesos mensuales para permitir el funcionamiento de aparatos de habilidad y destrezas, con el argumento de que es una actividad ilegal.

Alrededor del mediodía del viernes, unos 80 maquineros se instalaron afuera de la PGR Delegación Hidalgo; ante la inconformidad que ha ocasionado la clasificación de las máquinas como si fueran de casino.

Según los inconformes, la PGR clasifica a modo las máquinas y en un operativo ejecutado la semana pasada, decomisaron 30 aparatos, los cuáles son revendidos y no quedan a resguardo, según observaron.

Hemos sido robados en Tulancingo, Pachuca, Villa de Tezontepec, Tizayuca, decomisan más máquinas, no es el hecho de acabar con el delito, las vuelven a vender. Por eso pedimos un alto a las extorsiones, ya iniciamos una queja en Derechos Humanos“.

Los inconformes también pidieron el respaldo de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJEH).