El secretario de Salud de Hidalgo, Marco Antonio Escamilla Acosta, adelantó que en breve y antes del tiempo estimado, serán concluidos los trabajos del centro de salud Jesús del Rosal, situado en la avenida Madero de Pachuca, y calculó que a principios del próximo año podrían concluirse y ponerse en funcionamiento los hospitales de Zimapán y Metztitlán.

En cuanto a la obra del centro de salud Jesús Corona del Rosal, en la avenida Madero de Pachuca, señaló que se está en el último estirón, pues hace dos semanas que lo visitó se estaba metiendo todo el mobiliario, “para nosotros, el centro de Salud más grande del estado que es ese, el Jesús del Rosal, también ya es una prioridad que ya le dé el servicio a la gente, porque aumentó muchísimo”.

Consideró que trabajando adecuadamente el Centro de Salud Jesús del Rosal, va a ayudar a disminuir la demanda de los servicios de consulta externa que tiene el Hospital General, que es un hospital que tiene una demanda impresionante de toda la población.

Al despresurizar al Hospital General, se busca que se centre más en la consulta de especialidades, “a través del funcionamiento del Jesús del Rosal, vamos a ayudar mucho a que la situación de medicina general pueda disminuir, atendiéndola de este lado”.

En este centro de salud habrá servicio dental, unidad de promoción y prevención de la salud, 17 consultorios para atención de primer nivel, en donde se va a dar toda la medicina integral, oficinas de gobierno, aulas de capacitación y un laboratorio bastante grande y muy bien equipado, que ayudará en el soporte para hacer todas las pruebas que se necesitan en la capital del estado.

Afirmó que esta obra no tiene retraso, sino por el contrario, va muy adelantada, ya que ha fluido el apoyo desde el gobierno del estado, lo que ha permitido que se esté a punto de inaugurarlo, aunque sin que haya una fecha precisa todavía.

Por otro lado, luego de que el gobernador recordara en la inauguración de la Clínica 35 del IMSS que hay inversiones en salud que busca se concreten, como el caso del Hospital de Especialidades de Pachuca que le corresponde al IMSS, pero que en el sector salud estatal están los casos de los hospitales inconclusos de Metztitlán y Zimapán, que requieren de equipamiento, Escamilla Acosta expuso que ya se ingresaron los expedientes de estos hospitales y se integraron al 100 por ciento.

Ante el compromiso del gobernador de concluir estos hospitales, antes que anunciar alguno nuevo, aseguró que se han reunido con autoridades federales para buscar el fondeo de recursos en estas últimas fases, por lo que están en etapa de autorizaciones.

Para nosotros es prioritario terminar esas obras inconclusas y después voltearemos a ver que otras necesidades hay en salud, pero primero terminar lo que se tenía parado”.

Dijo que llevan muchos meses en esto, pues Hidalgo ha hecho su trabajo para lograr que la Federación brinde los recursos para que se terminen estas obras, por lo que estimó que en dos meses se podrán ver los trabajos para culminar estos nosocomios.

Escamilla precisó que el hospital de Zimapán tuvo algunas remodelaciones  en áreas blancas y en infraestructura es lo menos, pues ahí van más por la parte de equipamiento, mientras en Metztitlán se lleva más obra en plantas de energía y agua y requiere también de equipamiento que va en 50 por ciento.

Para estos hospitales, se requieren poco más de 150 millones de pesos, aseguró el funcionario, pues Zimapán requiere una inversión de 46 millones de pesos, en tanto que Metztitlán requiere unos 39 millones para que quede concluido.

FOTOEspecial/Síntesis
COMPARTIR