Con bombo y platillo, los Tuzos del Pachuca presentaron a sus seis nuevos refuerzos para el Apertura 2017 en una ceremonia realizada en el Calero Center de la Universidad del Futbol, que atrajo a un buen número de periodistas nipones que siguen de cerca la carrera del astro japonés Keisuke Honda.

La presentación inició con una remembranza de los logros del club Pachuca y un mensaje de Luis Baraldi, vicepresidente del Club Pachuca, destacó que las nuevas contrataciones muestran a un conjunto espectacular para afrontar el Apertura 2017.

Por su parte, Jesús Martínez Patiño, presidente del club Pachuca, saludó a estudiantes, prensa internacional y refirió que el simulador profesional del club registró un récord de asistencia, al recibir a mil 500 niños que van a conocer la cultura y el modelo tuzo.

El presidente tuzo compartió que a partir de que se ganó el título de Concachampions, se reunieron en el vestidor y se comprometieron con la afición tuza y el gobernador Omar Fayad, por lo que hicieron un esfuerzo sobrehumano para reforzar al plantel para el Mundial de Clubes.

Les tengo dos noticias, una buena, que yo creo que hemos conformado el mejor plantel de la historia de la institución, y ahora tenemos que verlo que funcione, y la otra, que nos estamos gastando toda la lana que nos dejó Chucky”.

Afirmó que juntos tienen un compromiso con la afición del Pachuca, “por eso vamos a seguir invirtiendo en toda esta institución”, y además tanto Jesús Martínez como Luis Baraldi se dieron tiempo de practicar su japonés al darle la bienvenida a Honda y a la prensa japonesa que lo sigue muy de cerca, y que se dio cita en muy buen número al Calero Center.

Martínez Patiño recordó a su padre, a Pablo Hernán Gómez, al masajista Ramón Estrella y en especial, a Miguel Calero, a quienes elogió en su memoria su esfuerzo y su dedicación, “como diría Miguel Calero, si volvemos a nacer, a huevo seríamos de los Tuzos del Pachuca”.

El presidente de los tuzos destacó que en su momento, Miguel Calero al convalecer de una trombosis que lo aquejó, le aseguró que iba a jugar el Mundial de Clubes. Tres meses después el colombiano jugó su último Mundial de Clubes, para retirarse con los tuzos posteriormente.

Acto seguido, se presentaron los refuerzos del elenco tuzo, con el regreso de Joaquín “El Shaggy” Martínez, procedente de Mineros de Zacatecas; Robert Fabián Herrera, defensa uruguayo que viene de la Franja del Puebla; el argentino Germán Ezequiel Cano, quien ya estuvo en el conjunto tuzo y vino procedente del León; el seleccionado nacional chileno Ángelo Sagal, proveniente del Huachipato; Edson Puch, también seleccionado de la escuadra nacional de Chile quien viene del equipo de Necaxa, y por último, “El Emperador” Keisuke Honda, referente del combinado japonés quien arribó procedente del Milán AC de Italia.

Honda dijo la afición, “Estoy muy contento de estar aquí, muchas gracias. Yo quiero ayudar lo más que pueda al equipo. Yo preparé este español ayer, entonces por favor hablen español despacio. Muchas gracias”.

Posteriormente, en conferencia de prensa, el jugador más seguido en esta presentación, Keisuke Honda consideró que para adaptarse a la altitud necesita un poco de tiempo, ya que juega bien, y aún se tiene que unir al grupo, “solo necesito tiempo para ajustarme a la altura”.

Lo anterior, porque expuso sentía la altitud en el pecho y al respirar mientras hacía sus actividades normales o incluso hablar, “en este momento mi peor enemigo es la altura”.

Honda indicó que vino a jugar a la institución “porque me gusta Pachuca”.

Recordó que cuando conoció al presidente Jesús Martínez, a Marco Garcés y a Diego Alonso, le mostraron la pasión con la que ellos realmente lo querían en Pachuca.

Yo estoy aquí muy feliz con el proyecto, y realmente pensé en unirme a este proyecto, por la pasión, porque actualmente los japoneses no saben el nivel que hay en México, pero encontré que el nivel es muy alto, y quiero probar una nueva vida”.

Honda espera tener un buen nivel en Pachuca, pues consideró que la liga mexicana es buena y no la va a tener fácil, por lo que tiene que trabajar mucho todos los días.

Reconoció que se está concentrando en este desafío ahora, porque por supuesto, todas las personas piensan en su propio futuro, “y desde ahora el futuro, que es la mejor cosa, siempre me lo pregunto a mí, ahora la apuesta es por Pachuca”.

Voy a jugar bien aquí, quiero retos para jugar como el Mundial de Clubes, ese también es mi reto”.