El delegado del Instituto Nacional del Suelo Sustentable (INSUS) en Hidalgo Ignacio Hernández Arriaga, señaló que a pesar de que existen asentamientos cercanos a la localización de ductos de Pemex, no se han reportado afectaciones por la ordeña clandestina de ellos.

Pese a no destacar la posibilidad de que pueda ocurrir ya que la mayoría de las ordeñas se realizan en lugares aislados, consideró como probabilidad en la que deben estar atentos que el huachicoleo invada zonas de asentamientos urbanos, no obstante de manera previsora el instituto trabaja en coordinación con distintas dependencias para que al establecer los asentamientos no se exponga a la población.

Sin embargo hasta el momento no se han detectado donde se tenga una relación directa de estos casos: “Para que nosotros podamos concluir un proceso de regularización requerimos de dictámenes no solo de Pemex, para asegurar que no pasen ductos sobre los asentamientos urbanos, y en todo caso que deban de tomarse en consideración las disposiciones de todos”, señaló.

En estos casos realizan dictámenes tanto con Petróleos Mexicanos (PEMEX) como con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), Federal de Electricidad (CFE), Secretaría de Medio Ambiente (SEMARNAT), de Comunicaciones y Transportes (SCT)  entre otras para garantizar los términos de vialidad aunado al estudio de protección civil municipal.

Son un conjunto de acciones que se deben tomar en cuenta para la integración de un expediente que va acompañado de opiniones técnicas de acuerdo con la normatividad de cada dependencia, garantizando la seguridad de la gente más allá del patrimonio de su integridad física y que no corran riesgo”, agregó Hernández Arriaga.

En base a ello el INSUS ha detectado que cerca del 50 por ciento de la superficie a regularizar en la colonia el Saucillo de Mineral de la Reforma es factible, mientras que el resto está en condiciones de riesgo hecho que no ha permitido avanzar en la regularización.