¡Tocó el turno al huevo! El precio de los blanquillos se disparó en los últimos días hasta alcanzar precios de entre 30 y 34 pesos el kilo, siguiendo la ruta del encarecimiento que dejaran trazada el aguacate, el jitomate y el tomate.

Las amas de casa han escandalizado al observar el disparo en el precio del huevo, alimento que se comercializaba recientemente con precios de entre 27 y 28 pesos el de “marca”, como San Juan y Bachoco, y entre 24  y 25 pesos el “popular” o sin marca.

Y podría subir más”, alerta don Juan José, comerciante en la colonia Juan C. Doria, en donde el alimento se vende en 32 pesos el marca San Juan y 29 pesos el sin marca, en tiendas de abarrotes y el mercado, y en 27 pesos en el expendio de pollo frío Max Pollo.

En la Central de Abastos de Pachuca se comercializa huevo con variados precios, en base al volumen de compra, el tamaño del producto y si tiene o no marca, con precios que van de los 24 a los 28 pesos el kilo, en ventas mínimas de dos carteras.

En las tiendas de autoservicio se mantienen precios como el de 22.30 pesos la cartera de 12 huevos de marca; 29.60 la de 18 huevos, y en 39.90 pesos la de 30 piezas, revueltos huevos pequeños con medianos.

 

“Ni modo, aún así, es de lo más barato”

Inconforme con el alza de precio, pero resignada pues “¿qué podemos hacer?”, Macrina Morales, vecina de la colonia Magisterio, acepta pagar los 34 pesos por un kilo de huevo de marca, de buen tamaño, que compra en expendio de carne y pollo.

Ni modo, aún así es de lo más barato que podemos comer. Vea el bistec de res, en 175 pesos ya. Con medio kilo de huevo y un cuarto de salchichas le doy de comer a mi familia, cuando no me alcanza para más”, comentó.

Los comerciantes ponen “cara de circunstancia” hacia las observaciones y reclamos de los consumidores  por el precio encarecido.

No es culpa nuestra; nos llega más caro y no queda otra más que subirle. ¿Por qué está más caro? Eso yo no lo sé. Pero con el huevo hay merma y hay que subirle por lo menos cinco, seis pesos, para ganarle algo”, comentó a su vez  Rubén “N”, comerciante en la colonia Issste.