Pobladores de El Refugio en Atotonilco de Tula reclaman a PROFEPA un estudio de impacto ambiental a la cementera  Cementos Fortaleza instalada en la comunidad luego de detectar similitud de enfermedades como el cáncer entre los pobladores tras la emisión de gases contaminantes que emite.

El dirigente estatal de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas, (CODUC) Marco Antonio Rico Mercado en compañía de vecinos de la comunidad El Refugio de Atotonilco de Tula levantaron una denuncia en las instalaciones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) para exigir la medición de impacto ambiental de la empresa y se interpongan sanciones al respecto.

Señalaron que la empresa emite gases contaminantes por la quema de llantas y coque que se esparce a las viviendas localizadas a 500 metros así como al ambiente, dañando la salud de las personas quienes detectaron similitud entre sus síntomas como son dolor de garganta, ardor en los ojos, daño a la piel e inclusive enfermedades como el cáncer.

Por lo anterior exigieron a las autoridades de la Profepa y Semarnath un estudio de mitigación de impacto ambiental luego de que la empresa pretende expandir a dos hornos más para producir un 50 por ciento más de cemento lo que representaría el doble de contaminación para los habitantes entre niños y adultos.

“Hay una complacencia o complicidad con las empresas y que derivado de actos de corrupción permiten su funcionamiento porque está demostrado a simple vista los daños que causan, si no hay justicia tendremos que hacer acciones directas” manifestó Marco Antonio Rico Mercado.

Luego de recordarla anterior denuncia interpuesta en contra de la Cementera Cruz Azul, el dirigente estatal de la Coduc refirió que no hay cumplimiento por parte de las autoridades para atender a la población y únicamente beneficiar a las empresas ya que no se han dado a conocer los estudios de impacto ambiental.

FOTOEspecial/Síntesis
COMPARTIR