La instalación de parquímetros en las avenidas Revolución, Madero, San Javier o Camino Real de la Plata vendrían a resolver el problema de estacionamiento que se tiene en esas vialidades, como ocurriera con la calle de Guerrero, en beneficio del comercio, consideró el comerciante Adrián del Arenal, quien subraya que “conste, tengo fuera del PAN cuatro años”.

El empresario defendió enfáticamente la instalación de los parquímetros en la ciudad, pues destacó que “la gente del sur de la ciudad no se acerca al centro por temor a no encontrar en dónde estacionarse”.

En la calle de Guerrero antes de los parquímetros se tenía un grave problema: “los mismos comerciantes llegaban temprano, estacionaban su camioneta y no la retiraban; como daban al policía una botella con agua, una torta o lo dejaban pasar al baño, no tenían ningún problema”.

Ahora resulta muy cómodo acudir al centro histórico, de compras, porque se sabe que habrá espacios para estacionarse, lo que ha beneficiado al sector.

El propietario de un centro comercial en la calle de Guerrero consideró que la oposición de los vecinos a los parquímetros tiene su origen en la ignorancia.

“Yo, como vecino, puedo solicitar que se me asigne un espacio de estacionamiento junto a la entrada de mi casa, y podré estacionarme las 24 horas del día”.

El problema que enfrentan muchos vecinos, consideró, “es que la casa o el vehículo, o ninguno de los dos, están a su nombre, entonces no pueden solicitar la asignación de este espacio”.

Aceptó que el rechazo a los parquímetros se debe, en gran medida, al contrato leonino celebrado entre la empresa Moviparq y la administración municipal anterior, que daba a la empresa el 90 por ciento de los ingresos generados por la instalación de los aparatos.

“Comerciantes de la calle de Guerrero veníamos promoviendo los parquímetros desde hace unos 10 años, y yo fui a la calle de Puebla, en la colonia Roma, en la Ciudad de México, con una empresa de parquímetros, y sí, lo primero que me preguntó el dueño fue cuánto quería llevarme por debajo del agua”.

Sin embargo, más allá de aspectos que deben investigar las autoridades, está la necesidad de abrir espacios de estacionamiento para la clientela del comercio, finalizó.