Después del sismo de 7.1 que sacudió a diversos estados de México el pasado 19 de septiembre, sigue el recuento de los daños y de las grandes hazañas que emprendió la población en busca de aliviar el dolor de quienes resultaron afectados ya sea por la pérdida de sus bienes o de personas queridas.

Mientras los más recientes informes dados a conocer al mediodía del domingo 24 de septiembre indicaban que  el número de personas fallecidas era de 318 (11 más que al corte de las cero horas del mismo día), el coordinador nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Luis Felipe Puente, informó a través de un mensaje en redes sociales que en la Ciudad de México suman 180 los decesos;  en Morelos, 73; en Puebla, 45; estado de México, 13; Guerrero, seis, y en Oaxaca, uno.

En la Ciudad de México ha habido 69 personas rescatadas con vida de entre los escombros, y de estas 37 están hospitalizadas, 14 de ellas en estado grave.

Por su parte, la Secretaría de Marina reiteró que sigue y seguirá realizando rescate y búsqueda de personas.

Una noticia que empaña las acciones de apoyo  la constituye la revelación que hizo el obispo de la diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, quien denunció que elementos del mando único retuvieron tres camiones con víveres dirigidos a la fundación Cáritas (Morelos), y los obligaron, como pasó con dos tráileres procedentes de Michoacán, a trasladarse a las bodegas del Sistema Estatal de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), a cargo de Elena Cepeda, esposa del gobernador Graco Ramírez, para que ahí descargaran la ayuda proveniente de varias diócesis del país.

Por otro lado, el secretario de Educación,  Aurelio Nuño Mayer, informó que el costo de la rehabilitación o la reconstrucción de escuelas afectadas por los sismos de los días 7 y 19 de septiembre se calcula preliminarmente en 4 mil millones de pesos.

Agregó que el regreso a clases a partir de este lunes será en las escuelas que presenten el dictamen de seguridad estructural que les entregue la autoridad correspondiente, de lo contrario no se reanudarán las actividades.

Nuño Mayer indicó que en los planteles que requieran reparaciones, éstas se emprenderán de inmediato. Pero en aquellos donde el daño sea de tal dimensión que requieran reconstrucción total, los alumnos serán reubicados en otros edificios escolares o se instalarán aulas provisionales.

El sismo del pasado 19 de septiembre demostró muchas cosas, entre éstas que el  pueblo de México tiene una gran capacidad para superar la adversidad, lo que se llama resilencia en términos de psicología, que es solidario a toda prueba y que sus jóvenes tienen una gran capacidad de organización y de apoyo a los demás.

 

✉️ georginaobregon433@gmail.com

Twitter: @Georobregon

COMPARTIR