Por éstos días, en España un tribunal decidirá si son o no culpables cinco hombres que el año pasado en las fiestas de San Fermín, violaron de manera tumultuaria a una joven, en ése momento menor de edad.

No sólo la violaron sino que también subieron a la nube el video que tomaron durante el crimen cometido, clásico de muchos hombres con esquema masculino muy estrecho, aldeano y primitivo hay que pavonear las fechorías cometidas sólo así tienen chiste.

Es muy parecido a lo que hace el crimen organizado en México, cuando expone públicamente los cuerpos asesinados, sus narco mantas, sus narco mensajes, como verán son muy parecidos.

Y es que como dice la antropóloga argentina Rita Segato, la violación tiene un cometido moralizante, ¡para que entiendan quien sigue mandando aquí! Y por otra parte, como también señala la investigadora que, la crueldad con la que se cometen éste tipo de delitos es una manifestación de la elocuencia del poder, de ése abuso de poder que esta por supuesto fuera de toda ley o norma de convivencia pacífica.

Durante el juicio una situación provocó enrome reacción de rechazo cuando el juzgado aceptó como prueba de la defensa una investigación que pretendía demostrar que la joven agredida siguió con su vida , que no hubo tal daño como el que la fiscal acusadora argumentaba.

Un investigador privado fisgó en la vida de la joven, siguió sus redes sociales, en suma violentó su privacidad, es decir doblemente violentada y yo diría que éste lamentable intento de justificar lo injustificable, dejó al descubierto las verdaderas intenciones de la manada, ¡destruir por completo a la joven!

Y como ocurrieron los hechos me dan la razón, una joven en plena feria de San Fermín acepta el acercamiento de un joven, se besan, nadie le preguntó a ella si quería que las cosas fueran a más, simplemente la empujaron hacia un lugar apartado y obscuro y detrás del joven, llegaron otros cuatro, aquí y en China eso es abuso.

En la página Tribuna Feminista la joven filósofa Ana Pollán, escribe sobre el juicio de la manada y otros dos acontecimientos en España, el estreno televisivo de la versión de las “50 Sombras de Gray” y la aparición de una app llamada Isex (ya fue retirada por Google), que según ésta podría evitar la proliferación de denuncias falsas contra los pobres hombres. Sobre esto último ya se demostró con números la falsedad de éste exageración.

Dice Ana que en los tres sucesos, lo que hay en el fondo es el consentimiento o no de las mujeres y ella misma lo contesta, en este sistema que fomenta las relaciones de poder totalmente desiguales, cómo va a tener una mujer el poder libre y soberano de decidir.

La solución la encuentra, como muchas veces lo hago yo misma, en el feminismo que se ha abocado a explicar cómo se da ésa desigualdad entre hombres y mujeres, Pollá habla además de la necesidad de una educación para todas y todos ético-cívicos y afectiva sexual.

Que quede muy claro hay que deshacernos de la cultura de la violación y así también respetar que cuando una mujer dice que ¡no!, es no y para eso hay que preguntarle primero.

 

✉️ botellalmar2017@gmail.com

COMPARTIR