Es innegable que en los tiempos actuales de fin de año, en que se esperaba un receso político, todos los que se dedican a esta actividad con las firmes intenciones de sacar algún tipo de provecho, han estado más que activos, debido a que no es para menos la efervescencia que se ha generado con la elección de presidente de la República y la manera en que algunos de los partidos han decidido unirse para buscar el máximo cargo de poder en el país.

Por tales razones no se descarta que conforme avancen los días la actividad política sea cada vez más fuerte, principalmente porque son los tiempos en que nadie va dejar pasar la oportunidad de tener un mayor “acercamiento” con todos los sectores de la población, escucharlos, atender sus demandas y obviamente tratar de convencer a la población de que son los mejores aunque ellos mismos tengan sus dudas al respecto porque saben que solamente trabajan para no perder posiciones y con ello los privilegios que han tenido o probado.

En el caso de las elecciones federales para Presidente de México parece que no será una disputa de más de tres candidatos, hará que en los últimos días del mes y año en curso la actividad política será cada vez más intensa prácticamente en todo el país, y muestra de lo anterior,  es que el fin de semana realizó una gira la única mujer hasta el momento que aspira a ese cargo Margarita Zavala, además de que ya se tiene prevista una gira de trabajo de  al menos tres días por diferentes regiones del estado, del aspirante de Morena al mismo cargo Andrés Manuel López Obrador, además de que el resto de los candidatos no se van a querer quedar atrás y también se les hace tarde por visitar Hidalgo entre sus últimas actividades del año en curso.

Además de que eso significa que los que tampoco tienen posibilidades, y que solamente tienen que cumplir con el requisito para que puedan recibir los recursos públicos – esos que iban a dar para los afectados por los sismos de septiembre pasado-  también deben de tener previsto como parte de sus actividades de proselitismo, tengan que visitar el estado y no porque así lo quieran sino porque las instancias electorales los obligan a recorrer todo el país.

En el caso de Hidalgo, que solamente es para elegir a los nuevos integrantes de la sexagésima  cuarta legislatura local, lo que pareciera restarle importancia, finalmente será toda una pelea y juego de estrategias ya que a cada elección el Congreso del estado queda dividido entre más partidos lo que de alguna manera lo hace más plural, pero no se debe pasar por alto que hay fuerzas políticas y grupos a los que no les conviene un cambio, principalmente por lo que les representa tener menos cargos de poder y recursos económicos.

Pero finalmente, lo que la población tiene que hacer es esperar a que las cosas tomen su cauce para ver quienes hacen la mejor propuesta y oferta política, y que en estos momentos tienen la ligera esperanza en un cambio, del que no se ve realmente en estos momentos que alguien pueda cambiar las cosas.

COMPARTIR