Sí, esta es la semana del estreno de Star Wars, pero prefiero dar mi punto vista hasta la otra semana, ya que se pueda hablar spoilers sin ganar el odio colectivo, porque hay bastante que hablar sobre la nueva cinta de esta saga.

Lo que sorprende, es que ante la amenaza de taquilla que significa este blockbuster, hubo varias cintas que se atrevieron a estrenar pese a esto, siendo esta película dirigida por Stephen Chbosky (Las Ventajas de Ser Invisible, 2012) la que con más agresividad se enfrenta al nuevo episodio de la saga intergaláctica.

“Extraordinario” está basada en la novela de R.J. Palacio, la cual nos cuenta la historia de Auggie (Jacob Tremblay), un niño que nació con una deformidad facial de la cual sus padres (Julia Roberts y Owen Wilson), así como su hermana mayor Via (Izabela Vidovic), han buscado protegerlo de las críticas de la sociedad que busquen dañarlo emocionalmente y alienarlo.

Pero es que, tras una decisión familiar, Auggie es enviado a la escuela para que pueda relacionarse con niños de su edad que le permitan sentirse aceptado y, asimismo, pueda crecer en su formación profesional.

Chbosky, quien tiene experiencia en estos temas sobre dilemas morales y aspectos emocionales tanto en el cine como en el plano literario, sabe que para contar esta historia hay que mover los sentimientos del espectador, hacer empáticos a los personajes y lograr enviar el mensaje que se busca, en este caso, el de la aceptación, pero sobre todo el de la familia.

La narrativa de la cinta evade ser plana y lineal, contándonos por episodios dedicados cómo cada uno de los personajes que rodean a este extraordinario niño aportan a su vida, y a la vez, cómo son afectados por el padecimiento que lo caracteriza.

Jacob Trembley, a quien se le había visto un gran potencial como niño actor en la nominada al Oscar hace dos años “La Habitación”, entrega un personaje con inseguridades, pero a la vez con determinación y un egoísmo que se verá combatido gracias al desarrollo de sus personajes secundarios.

Por su parte, Julia Roberts y la joven actriz Izabela Vidovic desarrollan personajes memorables, con convicciones propias, determinadas, pero a la vez atadas a lo que representa el personaje de Auggie en busca de una independencia como personas. ¡Inolvidables!

Asimismo, Owen Wilson y los niños actores que acompañan a Trembley ayudan a que la cinta logre empatía con el espectador, involucrándolo en el desarrollo de la trama y conectando de forma efectiva con sus emociones para lograr cimbrar con el mensaje que se busca dar.

Chbosky se apropia bien de la historia de Palacio gracias a que conecta bien con la premisa del autor, ha trabajado antes con estas temáticas y fluye bien con lo que relata logrando una feel-good movie disfrutable y con buen ritmo para toda la familia.

Si te gustó Wonder te invito a acercarte al trabajo del director/autor/guionista, quien además de su corta filmografía y su trabajo literario se ha desempeñado como guionista en películas del género musical, como la reciente readaptación del clásico de Disney “La Bella y la Bestia” y la adaptación de musical de Broadway al cine “Rent: Vidas Extremas”.

“Extraordinario” resulta una de esas películas que tal vez no trasciendan por ser una obra maestra, pero sin duda logra que el espectador salga de la sala con una sonrisa en la cara sin buscar ser predecible o caer gratuitamente en los clichés a los que este tipo de dramas con tintes de comedia suelen apelar.

¿Verás esta cinta? ¡Sigamos la conversación en Twitter: @AlbertoMoolina!

COMPARTIR